Tu café de la mañana se merece una sonrisa

610
Tu café de la mañana se merece una sonrisa
610

Tu café de la mañana se merece una sonrisa

Muchos necesitan de su taza de café en la mañana casi como un automóvil necesita nafta. Pero esas mismas personas a veces lo toman como un vicio, un placer sin otro beneficio que el de despertar el cerebro y el cuerpo. Y lo cierto es que hay una buena cantidad de evidencias médicas que harán feliz al bebedor habitual de café: la deliciosa bebida también está repleta de antioxidantes y nutrientes.

1. Optimiza la inteligencia y los niveles de alerta

Es, por supuesto, la primera razón por la cual adoramos al café. La cafeína que contiene estimula la energía y borra el cansancio (1). De hecho, es la sustancia psicoactiva más consumida habitualmente en el mundo (2).

La cosa funciona así: luego de beber café, la cafeína es absorbida por el torrente sanguíneo. Desde ahí, se da un paseo por el cerebro donde bloquea a la adenosina, un neurotransmitor inhibitorio (3).

Es entonces que otros neurotransmisores, como la norepinefrina y la dopamina suben sus niveles de actividad, encendiendo al máximo las neuronas (4).

Varios testeos realizados en humanos prueban que el café, mediante este mecanismo, eleva el rendimiento de la memoria, el humor, la alerta, los niveles de energía, la reacción y las funciones cognitivas generales (5).

Resumiendo: la cafeína logra bloquear un neurotransmisor inhibitorio en el cerebro, lo cual desemboca en un efecto estimulante que mejora los niveles de energía, el humor y varios aspectos más de la función cerebral.

2. Ayuda a quemar grasas

mujer-con-vaso-cafe

Quizás no lo sabías, pero ese café matinal que tanto adoras también ayuda a afinarte la cintura. De hecho, a la cafeína puede encontrársela como ingrediente en casi cualquier suplemento para quemar grasas.

Y es pura lógica, porque es una de las pocas sustancias naturales que probaron su poder para ayudar a la eliminación de tejido graso. Pero, ¿cómo lo logra?

La respuesta está en la aceleración del metabolismo que el café puede lograr y que, según demuestran varios estudios, puede alcanzar un rango de entre el 3 y el 11% (67).

En las personas obesas, la eliminación de grasas lograda por la cafeína se incrementa hasta en un 10 % y en individuos delgados puede alcanzar el 29% (8,9).

Aunque, ¡cuidado!, esos efectos quizás disminuyan en gente que ha bebido café durante muchos años.

Resumiendo: varios estudios revelan que la cafeína puede incrementar la quema de grasas en el cuerpo y acelerar el metabolismo.

3. Mejora drásticamente el rendimiento físico

Además de su efecto sobre la rotura de células grasas (10), la cafeína aumenta los niveles de epinefrina en la sangre (11).

Detrás de ese nombre, se esconde la hormona diseñada para poner a nuestros cuerpos listos para el ejercicio físico en caso de peligro.

Pero también, al romper las células grasas, la cafeína las libera en el torrente sanguíneo bajo la forma de ácidos grasos libres, que pueden servir como combustible (12).

Por eso, no es ninguna sorpresa que la actividad física rinda mejor en un promedio de entre 11 y 12% gracias a la cafeína (13). Así, es un buen consejo tomar una taza de café fuerte aproximadamente media hora antes de poner proa hacia el gimnasio.

Resumiendo: la cafeína incrementa los niveles de adrenalina y hace que los tejidos grasos liberen ácidos grasos, lo cual también mejora significativamente el rendimiento físico.

4. Está repleto de nutrientes esenciales

pareja-bebiendo-cafe

Muchos de los ingredientes nutritivos que contienen las bayas de café terminan cayendo dentro de la taza. Hay algo más que agua, sabor delicioso y aroma seductor detrás de esa manera de comenzar el día.

Así, una sola taza de café cubre el 11% de los requerimientos diarios de rivoflavina (vitamina B2), un 6% de los de ácido pantoténico (vitamina B5), un 3% de los de manganeso y potasio, y un 2% de los de magnesio y niacina (vitamina B3) (14).

Y aunque quizás a primera vista no parezca demasiado, hay que tener en cuenta que la mayoría de la gente consume más de una taza por día.

Resumiendo: el café contiene importantes nutrientes, incluyendo riboflavina, ácido pantoténico, manganeso, potasio, magnesio y niacina.

5. Reduce el riesgo de sufrir diabetes tipo II

Con 300 millones de personas afectadas en todo el mundo, la diabetes tipo II es un asunto de salud de enorme importancia. Los que la sufren presentan un alto nivel de azúcar en la sangre causado por una resistencia a la insulina o por la incapacidad de producirla.

Pero, por alguna razón, los bebedores de café presentan un riesgo menor de desarrollar la enfermedad. Consumirlo reduce entre un 23 y un 50% la probabilidad de sufrir diabetes tipo II, e incluso un estudio muestra una disminución del riesgo que ronda el 67% (1516171819).

Por su parte, una revisión masiva que reunió datos de 18 estudios que incluían 457.922 personas, asoció a cada taza de café consumida con una reducción del 7% en la posibilidad de desarrollar diabetes tipo II (20).

Resumiendo: varios estudios observacionales determinaron que los bebedores de café tienen un riesgo reducido de desarrollar diabetes tipo II, una enfermedad muy seria que actualmente afecta a 300 millones de personas en todo el mundo.

6. Puede prevenir el Alzheimer y la demencia

anciana-bebiendo-cafe

La más común de las enfermedades neurodegenerativas, el Alzheimer, es la principal causa de demencia en el mundo. Esta devastadora dolencia afecta en general a personas mayores de 65 años y, desafortunadamente, todavía no se conoce una cura.

De todas formas, hay muchas cosas que pueden hacerse para prevenir su aparición. La dieta sana y el ejercicio, por supuesto, son esenciales. Pero tomar café también podría ser muy efectivo (21).

Hay varios estudios que demuestran que los bebedores de café reducen su riesgo de sufrir Alzheimer hasta en un 65% (22,23,24).

Resumiendo: los bebedores de café tienen un riesgo mucho menor de sufrir Alzheimer, la causa principal de demencia en todo el mundo.

7. Reduce el riesgo de sufrir Parkinson

El café, por lo visto, no sólo se conforma con plantarle pelea al Alzheimer, sino que es lo suficientemente valiente como para enfrentar también a la segunda enfermedad neurodegenerativa más común después de ella: el Parkinson (25).

Al igual que el Alzheimer, el Parkinson no tiene cura y es causado por la muerte de las neuronas generadoras de dopamina en el cerebro.

La reducción en la posibilidad de sufrir Parkinson en los bebedores de café, según estudios, se encuentra entre el 32 y el 60% (2627, 28, 29). Y, en este caso, parece ser la cafeína en sí misma la que causa el efecto, ya que los que eligieron café descafeinado no vieron reducido su riesgo de Parkinson (30,31).

Resumiendo: los bebedores de café pueden reducir su riesgo de ser afectados por la enfermedad de Parkinson hasta en un 60%.

8. Podría proteger el hígado

Considerando que tiene cientos de funciones importantísimas para el organismo, todos deberíamos cuidar mucho a nuestro hígado. Más considerando que varios enemigos, como la hepatitis y la enfermedad de hígado graso, lo acechan y quieren verlo caer.

A su vez, muchas de esas enfermedades pueden terminar derivando en cirrosis, una condición en la que gran parte del tejido del hígado comienza a cicatrizarse. Y, al parecer, el café podría servir de protección contra ella. Las personas que beben cuatro o más tazas tienen chances de alrededor del 80% de reducir el riesgo de sufrirla (32333435).

Resumiendo: los bebedores de café tienen un riesgo mucho menor de desarrollar cirrosis, la cual puede ser causada por varias enfermedades hepáticas.

9. Baja los niveles de depresión

cafe-feliz-jpg1

Tan seria como común, la depresión es un desorden mental que puede herir seriamente la calidad de vida.

Pero un estudio de la Universidad de Harvard publicado en el 2011 parece indicar que el café es un gran arma para combatirla. Las mujeres que bebían cuatro o más tazas de café al día tenían un 20% menos de probabilidades de sufrir depresión (36).

Y otro estudio abarcando 208,424 personas encontró que aquellos que bebían cuatro o más tazas de café por día tenían un 53% menos de probabilidades de cometer suicidio (37).

Resumiendo: el café podría reducir el riesgo de desarrollar depresión y también reduciría dramáticamente el riesgo de suicidio.

10. Los bebedores de café tienen un riesgo menor de desarrollar ciertos tipos de cáncer

Caracterizado por un crecimiento descontrolado de células en el cuerpo, el cáncer es una de las principales causas mundiales de muerte. Pero hay buenas noticias: dos de sus tipos más agresivos, el de hígado y el colorrectal, tendrían en el café un gran enemigo.

Así, el café podría ofrecer la cualidad de reducir en un 40% el riesgo de sufrir cáncer de hígado (38,39). Y un estudio apuntado a 89,706 individuos encontró que aquellos que bebían entre 4 y 5 tazas al día tenían un 15% menos de probabilidades de ser afectados por cáncer colorrectal (40).

Resumiendo: el cáncer de hígado y el colorrectal son la tercera y cuarta causa de muerte por cáncer en el mundo, y los bebedores de café tienen un riesgo menor de sufrir ambos.

11. No causa enfermedades cardíacas y podría reducir el riesgo de accidente cerebrovascular

Coffe Love

Si bien es cierto que el café aumenta la presión arterial, el efecto es pequeño y usualmente desaparece en bebedores habituales (4142) . De todas formas, no viene mal ser prudente, ya que el efecto puede ser persistente y eso debe ser tenido en cuenta por las personas que tienen presión arterial alta.

De todas formas, ningún estudio apoya el mito que el café aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca (43). De hecho, hay evidencias de que las mujeres que beben café reducen su riesgo de problemas del corazón (44).

Y, para sumar aun más beneficios, algunos estudios muestran que el café reduce en un 20 % el riesgo de accidente cerebrovascular (45).

Resumiendo: si bien el café puede causar leves incrementos en la presión sanguínea, los cuales se reducen a lo largo del tiempo, los bebedores de café no tienen más riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y poseen un riesgo menor de accidente cerebrovascular.

12. Prolonga la vida

En este punto, la conclusión es casi lógica: si tomando café se puede esquivar a varias enfermedades, tiene muchísimo sentido pensar que también puede prolongar la vida.

Y lo cierto es que hay varios estudios observacionales que muestran que, efectivamente, la gente que bebe café vive más.

En dos estudios muy amplios, consumir café se asoció con un riesgo 20% menor de muerte en hombres y 26% menor en mujeres en un período de 18 a 24 años (46).

El efecto parece ser especialmente fuerte en los que sufren diabetes tipo II, quienes si bebían café alcanzaban un riesgo de muerte 30% menor durante un período de estudio de 20 años (47).

Resumiendo: varios estudios demuestran que los bebedores de café viven más y tienen menos riesgos de muerte prematura.

13. Es la principal fuente de antioxidantes en la dieta occidental

dije-taza-cafe-sonriente

¿Alguna vez pensaste que el café podría ser lo más saludable dentro de tu dieta? ¿Más incluso que esas verduras y frutas que tu mamá insistió que comieras desde niño? Para las personas que siguen los hábitos usuales de la forma de comer del hemisferio occidental, esto bien podría ser cierto.

Es que el café contiene una enorme cantidad de antioxidantes, y los estudios demuestran que la mayoría de las personas obtiene más antioxidantes del café que de las frutas y las verduras juntas (4849).

Fuente: http://nutricionsinmas.com/

Comentarios