Trenza de pan casero y pesto

Lu B. por
0
28.5K
Trenza de pan casero y pesto
28.5K

Anímate a incursionar en la panadería casera con esta receta de Baked By Rachel. El procedimiento te resultará bastante sencillo. Al terminar, obtendrás una deliciosa trenza de pan casero rellena con pesto y cubierta con queso parmesano rallado. Puedes comer sus rebanadas solas o untadas con queso, usarlas para hacer bruschettas o para acompañar un rico plato de pastas. 

Ingredientes

Para la masa:
- 1 1/4 de taza de agua
- 2 1/4 de cucharadita de levadura en polvo
- 1 cucharadita de azúcar
- 1 1/2 taza de harina
- 1 taza de harina de trigo integral
- 1 cucharadita de sal
- 3 cucharadas de parmesano

Para el pesto:
- 2 tazas de hojas de albahaca
- 2 dientes de ajo
- 1/2 taza de queso parmesano
- 3-4 cucharadas de aceite de oliva

Preparación

1. Calienta el agua a 46°C. En ella, disuelve el azúcar y la levadura. Deja reposar esta preparación.

Si no tienes un termómetro para medir la temperatura del agua, ten en cuenta que la misma debe estar entre tibia y caliente. Es importante que no esté demasiado caliente, ya que podría arruinar la levadura.

2. Coloca la harina y la sal en un recipiente grande. Lentamente, incorpora la levadura disuelta. Amasa hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados. Dale al bollo la forma de una bola y colócalo en otro recipiente enaceitado. Cúbrelo y deja que la masa crezca por una hora o hasta que duplique su tamaño.

Nota: Si la masa te queda demasiado pegajosa, agrega una cucharada adicional de harina y amasa hasta que puedas formar el bollo. Si te queda demasiado seca, agrega una una cucharada de aceite de oliva.

3. Mientras esperas que la masa crezca, prepara el pesto en una procesadora. Primero, procesa el ajo y la albahaca a máxima velocidad. Luego, agrega el queso. Baja la velocidad de la máquina al mínimo y vierte lentamente el aceite de oliva.

4. Con un rodillo de amasar, aplana el bollo para formar un rectángulo de 25 x 50 cm. Cubre la masa con el pesto, dejando un margen de 1,5 cm en cada borde.

5. Comienza a enrollar la masa por uno de los dos lados más largos. Deberás ir presionando los bordes mientras lo haces, ya que si no, se saldrá el pesto.

6. Con un cuchillo bien afilado, corta el cilindro de masa verticalmente, de un extremo al otro. Entrelaza ambas mitades para formar la trenza. Si quieres, puedes formar un círculo con la trenza. Así, obtendrás una rosca. 

7. Coloca tu trenza sobre un molde de 25 cm ligeramente cubierto con aceite y coloca un poco de parmesano rallado sobre ella. Cúbrela y deja que crezca por 30 minutos más.

8. Precalienta el horno a 180°C y hornea tu trenza por aproximadamente 40 minutos. Deja que se enfríe sobre una rejilla de alambre y guárdala en un recipiente hermético.

Fuentes:
Comentarios