Torta de zanahoria sin huevo, aceite ni manteca

9
| Valoración de Usuarios:
83.2K
Torta de zanahoria sin huevo, aceite ni manteca
83.2K

Los dulces son los alimentos preferidos de muchas personas, pero en algunos casos no son tan saludables y abusar de ellos puede traer complicaciones para la salud. Uno de los problemas es que, además de azúcar, los pasteles o masas dulces suelen tener grasas saturadas, y llevar ingredientes muy calóricos en su preparación.


Este budín o torta de zanahoria es una opción para elaborar una preparación dulce y similar a otras que tal vez sabes hacer y acostumbras comer, pero en una versión más saludable que no lleva manteca ni aceite ni huevo. 

Mira los mejores videos de La Bioguía

Budín de zanahoria

El truco está en que la zanahoria aporta la suavidad, humedad y consistencia que en otras recetas viene de la mano del aceite, el huevo o las grasas. Si ofreces esta torta a las visitas, posiblemente no imaginen que es tan saludable y no puedan adivinar de qué está hecha. 

Ingredientes

ingredientes del budín de zanahoria

Húmedos

  • 4 zanahorias ralladas
  • 1/4 de taza de miel o sirope de agave
  • 1/2 taza de pulpa de pasas de uva (pasas hidratadas y procesadas)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de ralladura de naranja
  • 1/2 cucharadita de manzana verde rallada gruesa con cáscara
Secos

  • 1/2 taza de harina común o integral
  • 1/4 de taza de coco rallado 
  • 1/2 taza de nueces
  • 1/4 de taza de pasas de uva o dátiles
  • 1/2 taza de avena arrollada fina
  • 1 cucharadita de mezcla de especias (por ejemplo: canela, clavo y cúrcuma)
  • 1 cucharadita de jengibre rallado
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de polvo de hornear

Preparación

preparación budin zanahoria saludable

1. Pon a precalentar el horno a temperatura moderada.

2. Mezcla en un bol todos los ingredientes secos.

3. Mezcla en otro recipiente, más grande, los ingredientes húmedos.

4. Integra de a poco los ingredientes secos al bol grande, revolviendo para que no queden grumos.

5. Lleva al horno en una budinera o fuente para horno, cubierta con papel manteca o rocío vegetal. Sabrás que está listo cuando puedas hundir un palillo en él y salga limpio, sin preparación pegada.

¡Que lo disfrutes!

Fuentes:
Comentarios