Tips para mamás emprendedoras

325
Tips para mamás emprendedoras
325

La clave está en la organización

¿Es posible convertirte en una emprendedora relajada, entusiasta de las buenas ideas y disponer de tiempo de calidad para tu familia? 


Tengo poco tiempo en estos menesteres, pero he tenido la oportunidad de recopilar y condensar en algunos tips basándome en los consejos de varias mujeres emprendedoras, madres y motivadoras, quienes coinciden en que si es posible lograrlo.

*Cuestión de HABILIDADES.
  Es importante conocer el por qué y para qué emprendemos, nuestra motivación, ahondar en ella y sobre todo descubrir nuestras habilidades. Es muy importante saber cuáles son nuestros talentos porque allí comienza nuestras más grandes fortalezas, ese sería el punto de partida y el norte de nuestro proyecto.

*Saber FLUIR.
 La flexibilidad es un hábito necesario para cualquier emprendedor, y muchísimo más para cualquier madre emprendedora. Saber conectarnos con nosotras mismas, organizarnos en base a las prioridades, tener tiempo para sí misma y dar un paso a la vez.

*Despojarnos de los MIEDOS.
  A veces tememos a las circunstancias, sobre todo a la situación país, la crisis económica o al no sentirnos completamente listas para dar el salto. Sin embargo, es posible dejar  el miedo atrás, para convertirnos en mujeres productivas, tanto en la parte salarial como creativa.

*Convertir las situaciones desfavorables en OPORTUNIDADES.
 Sacar adelante un emprendimiento es posible teniendo un empleo formal, e incluso siendo mamá a tiempo completo, todo es cuestión de organización y de saber sacarle provecho a aquellas situaciones desfavorables y convertirlas en oportunidades.

*Mujeres EMPODERADAS.
 Con empeño y metas definidas se puede alcanzar la meta de ser mujeres dueñas de nuestro tiempo, madres comprometidas y emprendedoras positivas, es un desafío difícil, pero no imposible. Nosotras tenemos el poder de transformar situaciones, sólo basta con querer, confiar en nuestras capacidades y superar las limitaciones  que a veces nos las ponemos nosotras mismas.


Más tips!

Mis recomendaciones acerca del tema también están orientadas hacia nuestro poder como mujeres creativas, madres sensibles y ciudadanas que apuestan por un cambio positivo.

  1. Visualízate cómo te ves de aquí a un tiempo. Sueña cómo deseas ese negocio o esa idea que está en tu cabeza.

  2. Escríbelo. Pasa tus ideas a papel, por experiencia propia te puedo decir con certeza que no sabes cuándo las vas a utilizar.

  3. Organízate. Distribuye tu tiempo de acuerdo a tus prioridades.

  4. Sé flexible. Debemos reconocer que las mamás emprendedoras quizá vamos a ir más lento, pero como todo tiene su ventaja: disfrutamos más el proceso.

  5. Apóyate. Cómo dicen la familia es el primer equipo de trabajo, y aunque tus compañeros directos son tus hijitos y no podrán hacer mucho por ti, seguramente habrá alguien cerca que pueda darte una mano. No tengas pena, pide ayuda.

  6. Valida tu idea. Cuéntale a tus cercanos lo que se te está ocurriendo, siempre es una bendición contar con varios puntos de vista antes de lanzarte al ruedo.

  7. Aprovecha las herramientas digitales. En estos tiempos que corren, es vital apoyarnos en la practicidad que ofrecen las nuevas tecnologías. Así que aprovecha de hacer pagos por internet, enviar correos, establecer vínculos y sobre todo darle visibilidad a tu negocio a través de las redes sociales.

  8. Abierta a los cambios. Los proyectos y negocios en general también tienen vida propia y evolucionan. Es nuestra realidad que puedan suceder cambios e imprevistos, sobre todo porque nuestro tiempo siempre estará condicionado. Para ello, debemos nuevamente ser flexibles.

  9. Tener confianza. Ninguna es idea es demasiado pequeña, si se te ocurrió es posible y si crees que no, quizá amerite algunos retoques, pero igual lo podremos hacer. La confianza en nosotras mismas es requisito primordial.

  10. Disfruta. Este proceso de ser mamá emprendedora te da una visión de vida diferente, por lo que se puede decir que nuestro esfuerzo vale el doble, porque lleva el plus de una experiencia enriquecedora, las sonrisas de nuestros hijos y nuestra propia experiencia como dueña de los proyectos, tiempo y logros.

  11. Y por último, recuerda lo importante de ser optimistas, perseverantes, honestas y originales.


Carolina Dávila http://www.tuzonavital.com/


Comentarios