Tiburones "zombies" que se dirigían a la muerte segura: ya se sabe lo que pasó

Compartir
Tiburones "zombies" que se dirigían a la muerte segura: ya se sabe lo que pasó

Desde febrero, decenas de tiburones leopardo se encontraron muertos en las costas de San Francisco sin razón aparente. Parecía que se dirigieran a la costa a morir. Meses después el misterio ha sido resuelto: sus cerebros fueron devorados  


[También te puede interesar:
Este cirujano inventó una forma de salvar "corazones que iban a la basura"]


Los tiburones aparecían muertos sin cerebro

El tiburón leopardo o tollo leopardo​ (Triakis semifasciata) es una especie de triáquido que habita a lo largo de la costa norteamericana del Pacífico desde el estado estadounidense de Oregón hasta Mazatlán en México.

Con una medida corporal de entre 1,2 y 1,5 m de largo, este tiburón de cuerpo esbelto es fácilmente identificable por su llamativo patrón de marcas y manchas a lo largo de su dorso, a las cuales les debe su nombre.​

Es común ver grandes bancos de estos peces en bahías y estuarios, nadando sobre zonas planas arenosas o lodosas cerca de bosques de kelp y arrecifes. Se les encuentra con mayor frecuencia cerca de la costa, en aguas de menos de 4m de profundidad.

El parásito atacó también a rayas de la zona

Tiburones "zombies"

Los expertos no salían de su asombro cuando veían cada día llegar tiburones a la costa solo para morir. Pero más se sorprendieron cuando empezaron a conocer los resultados de las necropsias practicadas a los animales muertos. Todos ellos presentaban una misma pauta: sus cerebros habían sido devorados, lo que explicaría su rara conducta que los dirigía hacia la muerte en la costa.

Según Pelagic Shark Research Foundation, han realizado una investigación que ha acabado confirmando lo que ya se sospechaba. Todos estos grandes depredadores marinos fueron atacados por una criatura minúscula pero letal, la Miamiensis avidus.

Este parásito entró a través de las fosas nasales y fue directamente a atacar los cerebros, devorándolos y provocando la posterior desorientación del animal.

Fuentes:
Etiquetas: parasito, tiburon
Comentarios