Sustentabilidad ambiental, sustentabilidad económica y sustentabilidad social: definiciones y concepto

Compartir
Sustentabilidad ambiental, sustentabilidad económica y sustentabilidad social: definiciones y concepto

Cuando oímos hablar de "sustentabilidad" pueden surgir en nuestra mentes preguntas acerca de qué significa ese concepto, o también, prejuicios que tildan a éste de término complejo, o ligado solamente a desastres naturales que solo ocurren de vez en cuando y lejos de casa. En síntesis, para muchos, "sustentabilidad" es algo de lo que solo deben ocuparse los gobiernos y los ambientalistas, y que en nada tiene que ver con el día a día de todas las personas en el mundo. 


Que esto sea así tiene que ver muchas veces con las definiciones que elegimos y consensuamos. No siempre resultan claras o lo suficientemente completas para comprender a qué se refiere un concepto. 

En el caso del concepto de "sustentabilidad", la definición que más se utiliza es la de "Desarrollo Sostenible" de las Naciones Unidas, que se elaboró en 1987, y se definió en el Informe de la Comisión de Bruntland como el: “Desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades”.

Pero, ¿eso es todo? Como suele pasar con las definiciones, ésta es poco precisa. En primer lugar porque las necesidades, para todas las sociedades de todo el mundo, no son iguales. Y en segundo lugar porque el Desarrollo Sostenible, según amplía las mismas Naciones Unidas, tiene cuatro dimensiones interconectadas: la sociedad, el ambiente, la cultura y la economía.

Y para pensar, entonces, en un futuro sustentable debe haber un equilibrio entre las dimensiones ambientales, sociales y económicas.

¿Qué es la Sustentabilidad ambiental?

La sustentabilidad ambiental se refiere al uso eficiente y racional de los recursos naturales, para que sea posible mejorar el bienestar de las sociedades actuales sin comprometer la calidad de vida de las generaciones futuras. Esto implica tener en cuenta los límites de renovación de los recursos, los ciclos de la naturaleza, y lograr un equilibrio entre el hombre y el medio. 

[Si quieres leer más sobre la sustentabilidad ambiental y conocer ejemplos puedes clickear aquí]

Aunque éste pareciera ser el único aspecto de la sustentabilidad, no podría existir si no es en equilibrio con la social y la económica.

¿Qué es la Sustentabilidad económica?

La sustentabilidad económica se refiere a llevar a cabo prácticas que sean económicamente rentables, pero también social y ambientalmente responsables. Es decir, apuntar al crecimiento económico, sin dejar de lado la equidad social y el cuidado ambiental. 

Esto debería primar en las agendas de todos los empresarios del mundo, sin embargo, aún vivimos en un sistema económico basado en maximizar la producción y el consumo a cualquier costo, aunque esto implique explotar los recursos de manera ilimitada y no responsable, y generar mayor desigualdad social. 

Un ejemplo de sustentabilidad económica es Triodos Bank, una banca ética y sostenible, que solo financia proyectos que buscan construir un mundo mejor. 

[Puedes leer más sobre esto aquí]

¿Qué es la Sustentabilidad Social? 

Para alcanzar el equilibrio, el desarrollo no debe perpetuar ni profundizar la pobreza, la exclusión y la desigualdad. Debe apuntar a alcanzar la equidad y la justicia social, promoviendo la participación de las sociedades en la generación (y la distribución) de riqueza. 

Para esto es necesario que se respeten los derechos humanos (económicos, políticos, culturales, de géneros) de todas las comunidades del mundo.

También significa apoyar iniciativas que apunten a la conservación de las tradiciones y de los derechos de las comunidades regionales sobre su territorio. 

Los desalojos de las comunidades originarias de sus tierras para la explotación de recursos es una de las prácticas que más atacan este principio. La búsqueda de rentabilidad económica prima sobre los derechos de los habitantes, su cultura, y el cuidado ambiental. 

Por el contrario, casos como el de "Alma Verde", una iniciativa en Colombia donde las mujeres se encargan de tareas de reforestación, protegiendo la biodiversidad de la región, y obteniendo un medio de subsistencia, son ejemplos de Sustentabilidad Social. 

Entonces, cuando hablamos de avanzar hacia un paradigma sustentable, lo que hacemos es decir que la prosperidad económica no necesariamente debe dejarse de lado, sino que tiene que buscar el equilibrio con el cuidado ambiental y la calidad de vida de todas las sociedades del mundo; para que nadie quede afuera y para que el medio en el que vivimos pueda conservarse. 

Por el momento, el afán de lucro lleva la delantera. Pero estamos en camino. Todavía es posible girar el rumbo de las cosas. ¡Sumate!

Quizás también quieras saber... 

¿Cuál es la diferencia entre Desarrollo Sostenible y Sostenibilidad?

De acuerdo a la UNESCO: "A menudo se piensa en la Sostenibilidad como una meta a largo plazo (p. ej., un mundo más sostenible), mientras que el Desarrollo Sostenible se refiere a los muchos procesos y medios para lograrlo (p. ej., la agricultura y la silvicultura sostenibles, la producción y el consumo sostenibles, el buen gobierno, la investigación y la transferencia de tecnología, la educación y la capacitación, etc.)".

Fuentes:
Etiquetas: sustentabilidad
Comentarios