Si presentas estos signos seguramente tu cuerpo necesita una desintoxicación

Compartir
Si presentas estos signos seguramente tu cuerpo necesita una desintoxicación

Sabemos que, a veces, nuestro cuerpo necesita una desintoxicación para poder comenzar de nuevo, completamente renovado. Es sabido que todos, entre el ritmo de vida, la contaminación ambiental y los malos alimentos que consumimos, eventualmente necesitaremos desintoxicarnos.


Desintoxicarse e incorporar hábitos saludables de alimentación para no acumular toxinas es siempre bueno, pero a veces, cuando no hicimos las cosas demasiado bien, el cuerpo puede enviarnos señales de que  es el momento para realizar una desintoxicación completa. Además, no podemos ni sería saludable estar haciendo rutinas desintoxicantes a diario, por eso es necesario determinar cuándo realmente lo necesitamos.

Debes aprender a escuchar tu cuerpo, porque él te envía permanentemente señales de cómo se siente y qué necesita. Aquí reunimos algunos signos claros de que tu cuerpo está necesitando una desintoxicación.

[También te puede interesar leer: Cómo realizar paso a paso una desintoxicación completa del cuerpo en 7 días]

¿Los tienes?


Cuando desintoxicarse

Tienes deseos de comer azúcar seguido

El deseo de comer azúcar todo el tiempo puede ser engañoso. A veces puede significar que realmente los necesitas, pero cuando llevas adelante una alimentación rica en alimentos procesados y poco saludables, tus hormonas pierden el control y seguirán pidiendo ese tipo de alimentación.

Se genera una especie de dependencia poco sana. Por eso, proponerte una desintoxicación te puede ayudar a que todo se normalice. Así, empezarás a sentir deseos de azúcar cuando realmente te haga falta, seguramente muchas menos veces que ahora.

Te sientes permanentemente cansado

Si te sientes fatigado todo el tiempo, puede que sea producto de una falta de comunicación entre el cerebro y las glándulas suprarrenales.

Este fenómeno se llama fatiga suprarrenal, y se da por la presencia de niveles altos de cortisol en sangres. Los niveles de cortisol aumentan debido a la acumulación de toxinas o desequilibrio microbiológicos.

Por eso, llevar adelante una desintoxicación que incluya beber más líquido, eliminar alimentos procesados y consumir muchos vegetales crudos seguramente te ayude a bajar los niveles de cortisol seguramente te ayudará a sentirte con más energía.

Tu piel está oscura o dañada

Una acumulación de toxinas y un mal funcionamiento del hígado (el órgano principalmente encargado de llevar adelante la desintoxicación del cuerpo) no le hacen nada bien a nuestra piel.

[También puedes leer: Dime donde tienes el acné y te diré qué órgano te falla]

La piel es el órgano más extenso del cuerpo, y a través de ella se eliminan permanentemente toxinas, sobre todo a través del sudor.

Si estás sobrecargado de toxinas, se puede manifestar en la piel a través de acné, erupciones cutáneas o inflamación.

Cuando desintoxicarse

Estás abrumado

Si te cuesta pensar con claridad, concentrarte y estás permanentemente distraído, puede que necesites una desintoxicación.

La acumulación de toxinas llega a todo el cuerpo, y por supuesto, también al cerebro. Por eso, estar intoxicado puede impedirte pensar normalmente.

Una desintoxicación puede aliviar, en cambio, la inflamación en el hipotálamo del cerebro, responsable de esta sensación de neblina mental, para poder empezar a pensar con más claridad.

Tus patrones de sueño están desordenados

Todos estos síntomas pueden provocar también cambios en el ritmo cardíaco. Esto, entre otras cosas, provoca que se alteren nuestros patrones de sueño.

Así, es probable que, si estás intoxicado, te cueste dormir a la hora habitual, y te resulte más complicado levantarte por la mañana. Quizá luego sientas sueños en horas del día en las que normalmente no duermes.

Cuando desintoxicarse

La idea de una desintoxicación te hace llorar

Que hayamos dejado esto para el final no quiere decir que sea menos importante. Si el solo hecho de pensar en tener que hacer una desintoxicación te angustia, es posible que tengas una dependencia emocional con la comida.

Esto es: en vez de usarla como fuente de alimentación, pones en ella recompensas y castigos.

Si, aún teniendo todos los signos anteriores te cuesta tomar la decisión de empezar una desintoxicación, con más razón necesitas una. Hacerla te ayudará a ver desde otro ángulo cuál es tu manera de relacionarte con la comida, y quizá cambiar algunos patrones.


Esperamos que te haya servido esta información, y que si te sientes mal decidas pronto empezar a desintoxicar tu cuerpo.

[También te puede interesar leer: Comienza el día con esta rutina desintoxicante]

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal. 

Fuente:
Comentarios