Sencillo y cremoso cheesecake de banana

Lu B. por
1
247.0K
Sencillo y cremoso cheesecake de banana
247.0K

El cheesecake, o pastel de queso, es un clásico entre los amantes de la repostería y los dulces. Existen cientos de maneras distintas de prepararlo, ya sea con o sin cocción, en versiones libres de lactosa y aptas para veganos, con lima, con maracuyá o con frutos rojos, en su forma más clásica. Esta receta de Serena Bakes Simply ofrece una nueva alternativa. Sobre una base de galletitas, se coloca una crema de bananas ¡Anímate a probarla!


Ingredientes

- 1 taza y 2/3 de galletas tipo Graham molidas. Puedes usar cualquier galleta semidulce similar. Una buena alternativa son las galletas digestivas o las galletas María. Lo importante es que sean bien crujientes.
- 1/4 de taza de azúcar
- 1/2 taza de mantequilla
- 1/3 de taza de harina
- Una pizca de sal
- 2 tazas de leche
- 3 yemas de huevo batidas
- 1 cucharadita y 1/2 de esencia de vainilla
- 450 gr de queso para untar (también llamado queso crema)
- 4 bananas rebanadas
- Para servir: crema (nata) batida y algunas rodajitas más de banana

Preparación

1. Precalienta el horno a 190° C.

2. En un recipiente grande, coloca las galletas molidas y 1/4 de taza de azúcar. Mezcla hasta integrar ambos ingredientes. Por encima, vierte la mantequilla derretida y vuelve a mezclar. Coloca esta preparación dentro de un molde para tartas de 23 cm aproximadamente y llévala al horno por siete minutos o hasta que se vea ligeramente dorada. Deja que se enfríe por completo.

3. Para preparar el relleno, mezcla 2/3 de taza de azúcar, la sal y la harina en una olla. Lentamente incorpora la leche y bate bien.

4. Haz que la preparación hierva a fuego lento mientras revuelves constantemente. Estará lista cuando se espese.

5. En otro recipiente bate las yemas junto con dos tazas de la mezcla que preparaste en el paso anterior.

6. Vierte la preparación del paso anterior nuevamente dentro de la olla y haz que hierva a fuego lento otra vez, sin dejar de revolver, hasta que se espese. Deberá tener una consistencia chirle o similar a la de un pudín.

7. Retira la preparación del fuego y agrega la esencia de vainilla.

8. En un recipiente grande, bate el queso hasta que se vea suave y cremoso. Luego, incorpora la preparación del paso 5 y mezcla bien.

9. Cubre la base del pastel con 1/3 de la crema. Agrega las bananas rebanadas y cúbrelas con el resto de la preparación. Otra alternativa es colocar las bananas sobre la base y cubrirlas con la crema.

10. Lleva el pastel al refrigerador hasta que se enfríe por completo.

11. A la hora de servir, decora las porciones con crema batida y algunas rodajitas más de banana.

Fuente:
Comentarios