Seguramente haces esto en casa cuando llueve... ¡Pero está dañando tu salud sin que lo sepas!

Compartir
Seguramente haces esto en casa cuando llueve... ¡Pero está dañando tu salud sin que lo sepas!

Durante el invierno, es muy común lavar la ropa y tenderla dentro de casa. Pero por muy común que parezca, esta acción podría estar deteriorando nuestra salud.  


[También te puede interesar:
Revelan que ser amamantados a instantes de nacer salva la vida de 820.000 niños al año]  

Un estudio realizado en 2012 por una universidad escocesa y difundido en varios portales académicos demostró lo perjudicial que es secar la ropa dentro de casa.  

La investigación


Secar la ropa en el interior de la casa puede tener un impacto negativo en la salud, la calidad del aire y el consumo de combustible. Este proyecto de investigación de tres años evaluó las prácticas domésticas de lavandería y analizó la calidad del aire y el consumo de energía. Sus hallazgos recomiendan cambios a los estándares de los estatutos escoceses y las mejores prácticas en el diseño de edificios que harán mejoras sustanciales a la salud de los habitantes y traerán beneficios económicos y ambientales.


Secar la ropa dentro de casa crea las condiciones en las que las esporas de moho y los ácaros crezcan

Actividad común

La carga promedio de lavado libera alrededor de 2 litros de humedad en el aire durante el proceso de secado, creando las condiciones en las que las esporas de moho y los ácaros crezcan.

También conduce a un mayor uso de energía, especialmente cuando los radiadores se activan para ayudar al proceso de secado. Aunque abrir una ventana puede ayudar a resolver el problema de la humedad, también conduce a un mayor uso de energía. La falta de espacios dedicados para el secado seguro y eficiente de la energía de la lavandería es un problema común en todos los tipos y edades de vivienda.

Una propuesta clave es asegurar que un espacio de secado esté aislado del resto de la casa con su propio calor y ventilación

Metas y resultados

Los resultados obtenidos por este grupo de investigación apuntan a cambiar las normas para el diseño y la construcción de viviendas con el fin de mejorar la calidad del aire y reducir el consumo de energía.

En 2012, el proyecto produjo una Guía de diseño: Lavado de casa saludable de baja energía. Esta guía recomienda cambios a los estándares legales escoceses actuales para el secado pasivo en interiores, así como las mejores prácticas relacionadas.

Una propuesta clave es asegurar que un espacio de secado esté aislado del resto de la casa con su propio calor y ventilación. Los hallazgos del proyecto se presentaron a la División de Estándares de Construcción del Gobierno de Escocia y en seminarios dirigidos a audiencias (como los administradores de las asociaciones de vivienda) que pueden instigar un cambio significativo.  

En conclusión: lo más sencillo es esperar unos días más, y no lavar la ropa cuando llueve. Ahorramos energía, y logramos que el aire en casa sea más saludable. ¿Llueve? Ve a relajarte, el lavado quedará para cuando salga el sol.

Fuente:
Etiquetas: hongos, lavar ropa, lavarropa
Comentarios