Según la ciencia, éstas son las razones por las que deberías tener un parto natural

Compartir
Según la ciencia, éstas son las razones por las que deberías tener un parto natural

En algunos países, las cesáreas hoy en día son más solicitadas que nunca, pero la verdad es que a menudo podría totalmente obviarse. Muchas veces se eligen por comodidad de los médicos y las parejas, ya que pueden planificarse.


A pesar de que cada mujer tiene el derecho de hacer con su cuerpo lo que le parezca mejor, cuando están embarazadas son responsables también de la vida de su pequeño. ¿Cuáles son los beneficios del parto natural? 

Las diferencias del parto natural y el vaginal

El parto natural suele darse de manera espontánea entre las semanas 37 y 42. Las señales de este tipo de partos son las contracciones y la ruptura de la fuente, que precede a la expulsión del bebé por la zona vaginal. En estos casos no son necesarios analgésicos ni otro tipo de medicamentos.

[Lee también: ¿Por qué las mujeres acostumbran a dar a luz acostadas?]


parto natural
El parto vaginal es inducido por medio estimulaciones exteriores.

El parto vaginal puede producirse de forma natural o bien ser inducido por medio de estimulaciones exteriores, ya sea con hormonas sintéticas o algún otro método. También puede estar acompañado de fármacos como la anestesia epidural.

[Lee también: Ejercicio post parto, recupera tu cuerpo luego de dar a luz]

El bebé adquiere beneficios esenciales cuando nace por parto natural. Por ejemplo, la secreción de hormonas como la adipodectina, que disminuye las probabilidades de padecer de obesidad y diabetes, o la melatonina, que regula el ritmo cronobiológico.

parto natural
El parto natural reduce las probabilidades de sufrir obesidad y diabetes durante la vida de recién nacido.

Razones por las que deberías tener un parto natural

A menos que la cesárea sea obligatoria por razones de seguridad, es mejor evitarla ya que el paso del bebé por el canal vaginal comprime sus pulmones, lo que causa la expulsión del líquido amniótico y reduce los riesgos de sufrir de problemas respiratorios al nacer.

Las bacterias que se encuentran en la vagina son también importantes para regular el futuro sistema inmune del bebé. Además, el parto natural permite que el bebé nazca más alerta, pues el parto es un esfuerzo físico. De esta manera, en el futuro los riesgos de sufrir enfermedades leves son menores.

Las madres, por su parte, sufren un menor riesgo de hemorragias o infecciones. Además, la secreción de las hormonas post-parto es un proceso natural y saludable.

Por otro lado, a nivel psicológico y emocional un parto natural implica una ruptura en la cotidianidad. La mujer entra en un proceso largo y manifiesta su propia fortaleza interna. El vínculo madre e hijo se fuerza en conjunto en el parto donde ambos se ayudan mutuamente a reunirse fuera del vientre. 

parto natural
El parto natural fortalece el sistema inmunológico.

En el 80% de los partos naturales no existen riesgos máximos o desventajas que justifiquen una cesárea si la madre y el bebé se encuentran sanos.

Si durante el trabajo de parto se determina que por alguna razón médica se necesita hacer una cesárea, se hará en ese momento y se justifica por la seguridad de madre e hijo. Sin embargo, no debemos privar a nuestros hijos de una vida con tantos beneficios futuros como los que obtiene con el parto natural.

¿Qué opinas tú de esto? 

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuente:
Etiquetas: parto natural
Comentarios