Saludá al sol

1.5K
Saludá al sol
1.5K

El saludo al Sol es una serie sencilla de 12 posturas yóguicas que proporcionan elasticidad, calentamiento y masajean todos los órganos del cuerpo.

De dónde procede el saludo al solAunque muchos aseguran que esta secuencia de asanas o posturas llamada saludo al sol es tan antigua como losveda (los libros más antiguos que se conocen), lo cierto es que fue ideada por el indú Bala Sahib a principios del siglo pasado como método para desarrollar la flexibilidad y la potencia muscular. Se popularizó gracias a la periodista británica Louise Morgan a través de un libro publicado en 1938, “The ten point way to helth”, de modo que su práctica, así como sus muchos beneficios, cobraron fama rápidamente en occidente.Beneficios del saludo al solDe manera general, podríamos decir que el saludo al sol fortalece todos los sistemas del organismo, potenciando al salud y la energía física, mental y espiritual. Cada postura tiene su propia finalidad, pero de manera conjunta, el saludo al sol supone un verdadero regalo para el organismo:

    • -Mejora la flexibilidad general de músculos, tendones y ligamentos.
    • -Fortalece el aparato locomotor.
    • -Masajea los órganos internos.
    • -Proporciona concentración, calma, serenidad y fuerza interior.
    • -Estimula la circulación linfática y sanguínea.
    • -Depura el organismo.
    • -Fortalece el corazón.
    • -Equilibra los chakras.
    • -Libera la tensión y alivia la ansiedad y la depresión.
    • -Estimula la autocuración.
    • -Nos prepara para afrontar la vida con entusiasmo, alegría y serenidad.

    • Consejos para realizar el saludo al sol en casa
      • Al amanecerEl saludo al sol se puede realizar en cualquier momento del día, pero se aconseja hacerlo con el amanecer, o nada más levantarse. Nuestro consejo es que lo practiques antes de hacer otra cosa, es decir, nada más levantarte y antes de desayunar. Simplemente tendrás que poner el despertador diez minutos antes y a cambio, dispondrás de una energía imparable durante todo el día. Tan solo necesitarás unos días para comprobarlo.
      • El espacioProcura adecuar algún espacio que tengas en casa, en una habitación, en el jardín, o donde quieras, que tenga los suficientes metros como para permitirte realizar las posturas con libertad.
      • ConcentraciónEs importante que nadie ni nada te distraiga. Un factor importante para obtener beneficios con el saludo al sol es potenciar, además del cuerpo, la concentración de la mente en lo que estás haciendo, aquí y ahora. Si consigues idear un plan de horarios y un espacio abierto donde nadie te moleste, concentrarte te resultará muy sencillo, de hecho, para eso está ideada esta secuencia, para favorecer una concentración que sabe a gloria.
      • Poco a pocoSi nunca has practicado yoga y vas a empezar por el saludo al sol, recuerda que la finalidad no es competir ni hacerlo perfecto. No importa si al principio te cuesta realizar las posturas. Sigue practicando con paciencia y dale tiempo a tu cuerpo para que se haga más flexible y fuerte.
      • Consciencia y reposoAl acabar la secuencia, es aconsejable tumbarse unos minutos boca arriba o en una postura que nos resulte cómoda y en la cual podamos descansar, normalizar la respiración y la frecuencia cardíaca y tomar consciencia del estado de nuestro cuerpo y nuestra mente.
      • DisciplinaPara poder notar sus efectos, es importante que adquieras un compromiso contigo mism@. Lo ideal es realizarlo todos los días, sin excepción. El mundo no se acabará si un día no puedes hacerlo por la razón que sea, pero procura anteponer esta disciplina como un objetivo importante para ti. Quizá un día te de pereza, pero en cuanto empieces, te sentirás bien, porque significará que estás adquiriendo un compromiso con tu propia salud y felicidad.Quién puede hacer el saludo al solTodo el mundo puede practicar yoga, sin excepción. Sobre todo porque, como hemos dicho, no se trata de una disciplina competitiva donde haya que poner el cuerpo al límite. De hecho, la filosofía del yoga es comprometerse con uno mismo, dentro de los límites del respeto y el amor. Es decir, todo el mundo puede hacer el saludo al sol, siempre y cuando se realice con cuidado, y siendo consecuentes con las posibilidades de cada cual. Evidentemente a una persona muy mayor con problemas de articulaciones, etc, le va a resultar complicado. Pero no imposible. Para personas con dificultades, es mejor ponerse en manos de un experto primero, que nos indique cómo hacerlo, o a qué variantes más suaves de las posturas podemos recurrir.Precauciones para realizar el saludo al sol
          • No te excedas nunca. La respiración debe realizarse siempre por la nariz. Si ves que necesitas respirar por la boca, es el momento de parar.
          • Realízalo despacio, sobre todo al principio, de manera que puedas controlar la frecuencia de la respiración y los latidos del corazón, para no forzar el organismo.
          • Practica la consciencia en cada postura, cómo te sientes, cómo es tu respiración, con qué dificultades te encuentras. No dejes que los pensamientos te arrastren. Cada vez que se cruce un pensamiento por tu mente mientras realizas las posturas, déjalo pasar y regresa a la concentración en el aquí y el ahora.
          • Con fiebre no es aconsejable realizar el saludo al sol.
          • Se constante. Es mejor la práctica diaria moderada, que las sesiones extenuantes puntuales.
          • Si estás embarazada no realices las posturas clásicas del saludo al sol. Pregunta a un experto las variantes adecuadas a tu estado.
          • Después de comer no es una buena idea realizar el saludo al sol. La mejor hora es por la mañana o por la noche, pero siempre con el estómago vacío o la digestión hecha.
        El saludo al sol es una de las prácticas que más beneficios puede reportar a tu salud. Es sencillo de hacer, es gratis, es agradable. Y si te comprometes con disciplina a practicarlo cada día, notarás cambios importantes en tu ser. No solo a nivel físico, sino también a nivel emocional. Te aseguramos que dispondrás de una extraordinaria energía para afrontar los quehaceres diarios con mucho más entusiasmo.
      • Ahora, a hacerlo!


Etiquetas: yoga
Comentarios