Reforestar desde el aire para salvar a las abejas

29.0K
Reforestar desde el aire para salvar a las abejas
29.0K

Las bombas de semillas son una idea que todavía es conceptual, pero que podría llevarse muy pronto a la práctica. Consiste en lanzar pequeñas bombas o bolas de semillas desde aviones a zonas deforestadas que están atravesando procesos de deforestación, para que poco a poco comiencen a recuperar la flora.   


Este método no solo permitiría el crecimiento de más árboles y plantas, sino que ayudaría a combatir la extinción de las abejas, seres indispensables para la reproducción de la vida en la Tierra.

Las abejas son fundamentales para que exista la vida, ya que se encargan de la reproducción de la mayoría de las especies vegetales. El 75% de los cultivos del mundo dependen de su polinización o la de otros insectos.

Actualmente las abejas están muriendo en una proporción de un 30% anual, una tasa que representa el doble de la considerada normal. En poblaciones críticas la tasa de mortalidad llega a un preocupante 80%. Esto significa que las abejas están enfrentando un serio peligro en el planeta; incluso ya se está hablando de amenazas de extinción.

Las bombas de semillas podrían convertirse en una alternativa que ayudaría a salvar a las abejas, ya que podrían plantarse especies atractivas para ellas, como las flores salvajes que en muchas regiones están siendo escasas y son las preferidas de los insectos.

En el mundo ya son muchos los grupos y organizaciones que están intentando tomar conciencia para salvar a las abejas, pero queda un largo recorrido por delante.

El procedimiento de reforestación aérea combina diferentes técnicas que permiten que las semillas sean lanzadas desde un avión y lleguen al suelo en condiciones óptimas para crecer. Cada una de las cápsulas que se lanzan desde el aire contiene un suelo artificial cultivado con semillas que son lanzadas en las regiones seleccionadas.

La cápsula, que contiene el abono sembrado, está elaborada con plástico biodegradable. Al principio, funciona como un pequeño invernadero donde las semillas crecen protegidsa. Cuando llegan al suelo, la cápsula se degrada sin contaminar el entorno hasta desaparecer por completo, permitiendo que el crecimiento del cultivo siga su curso natural.

La idea original fue de un piloto de la real fuerza aérea británica hace ya más de 25 años, que vio que los aviones utilizados para la guerra y los mecanismos de bombardeo podían tener fines mucho más nobles. De esta manera, este piloto intentó convertir instrumentos bélicos en máquinas capaces de dar vida.

Este proyecto, que incluye el lanzamiento a gran escala de cápsulas de semillas desde aviones, es muy complejo, costoso y difícil de implementar. Pero el concepto de bomba de semillas puede adaptarse y llevarse a cabo en una escala menor; de hecho, tú mismo puedes realizar pequeñas bombas de semilla en tu propia casa, ¡y así contribuir a salvar el planeta!

¿Cómo hacer tus propias bombas de semillas caseras?

Materiales

 - Mezcla de semillas comestibles

- Sustrato

- Arcilla

- Agua

Procedimiento

1. Mezcla 10 partes de tierra con una parte de arcilla, y agrega una pequeña cantidad de agua. Amasa hasta que lograr una consistencia homogénea. 

2. Cuando esté listo, aplasta el barro, cúbrelo con una capa de semillas y enróllalo.

3. Haz bolas de tres centímetros de diámetro.

4. ¡Lánzalas a la tierra para que florezcan!

En este video puedes ver el proceso de manera más clara para comprender cómo funciona: 

Fuentes:
Comentarios