Reflexología: ¿Una terapia de SPA o Salud?

Compartir
Reflexología: ¿Una terapia de SPA o Salud?

Reflexología, una terapia con gran potencial para su utilización como complemento en salud

 La Reflexología tiene muchas formas de abordaje. Eso nos hace dudar a la hora de su práctica.

 Generalmente la forma en que es utilizada, apela a una terapia de relajación ya que tiene un gran potencial de inducir a ese estado durante la sesión. Pero su potencial va más lejos. Las técnicas y el correcto armado de tratamientos para acompañar los diferentes estadios de la enfermedad o de los desequilibrios emocionales de una persona, no son utilizados por la mayoría de los reflexólogos. La mayor parte de las técnicas que se practican sólo alcanzan un pequeño porcentaje de su potencial.
 Decimos que todo paciente relajado asimila mejor cualquier tratamiento pero ¿Qué tratamiento asimila el paciente, si sólo relajamos y no tratamos al paciente?.
 A principios del siglo XX Eunice Ingham desarrolló una manera de ponerse en contacto con las zonas de los pies, mediante técnicas de estimulación que realiza un terapeuta calificado con sus manos y lo llamó Sistema de Reflexología, siendo este método el más reconocido y aplicado a nivel mundial. Casi cien años transcurrieron desde entonces, y muchas variantes contribuyen a una Reflexología más certera. Técnicas nuevas, desarrollo de tratamientos, prácticas comprobables, conocimientos clínicos nuevos, etc.
 En la práctica la Reflexología nos demuestra que ponerse en contacto con los pies de una manera precisa, con técnicas y tratamientos adecuados, conociendo la fisiología del cuerpo y cómo reacciona en el medio donde vive, tiene efectos beneficiosos sobre el cuerpo y su salud.
 Uno de los objetivos básicos de esta terapia es que se puedan detectar desequilibrios en las áreas reflejas y poder aplicar las estimulaciones adecuadas para reequilibrarlo. Esto nos llevó a que la Reflexología transitara por caminos que a veces resultan mágicos por desconocimiento. No conocer el por qué de la aplicación de un estímulo determinado o cómo adaptarlo al paciente, hace que la técnica, a veces, funcione por casualidad. Es imposible hacer una evaluación fiable y aplicar el estímulo adecuado mediante el uso de una sola técnica o con una guía práctica que nos indique qué estímulos tocar para obtener un efecto como si el pie fuese un teclado de computadora.
 Esto ha hecho que la reflexología se haya convertido en una terapia identificada sólo como algo para relajar al paciente. Puede ser útil en un centro de Spa, pero este enfoque no explora el potencial de esta noble terapia, que cada día avanza más buscando su lugar de reconocimiento. Como terapeutas ayudemos a que encuentre su lugas.
Rlga.Mabel Alejandra Davila
Coordinadora General Reflexología 4ta. Cátedra Hospital de Clínicas
Directora Reflexología Clínica Cr
Buenos Aires-Argentina


Etiquetas: reflexología
Comentarios