Realización y cambio positivo

44
Realización y cambio positivo
44

Los cambios significativos en nuestras vidas son el resultado de la realización y la auto-reflexión

Realización y cambio positivo


www.buildyouruniverse.wordpress.com 

La realización es el primer paso que precede a un cambio positivo. Los cambios significativos en nuestra vida son el resultado de la realización y la auto-reflexión. Pero, ¿cómo se produce la realización? ¿La buscamos intencionalmente?He llegado a la conclusión de que la realización viene en el tiempo adecuado, en el momento adecuado y la característica más especial de la realización es que se manifiesta sólo cuando estamos abiertos, conscientes y dispuestos a observar la realidad tal y como es y no como queremos que sea. A veces, la realización de puede parecer que viene de la nada en un momento aleatorio. Sin embargo, ese momento específico fue elegido para darnos ese instante de iluminación, ese momento en el que pareciera que hemos estado cambiando en la oscuridad y nos damos cuenta de que tenemos una linterna en el bolsillo. Ese momento en el que nos podemos sentir tontos porque nos dimos cuenta de que teníamos la verdad delante de nuestros ojos pero que no pudimos ver. No voy a discutir los momentos de realización que vienen al azar, sino los que vienen d gracias a la interacción con las personas que nos rodean.

Recientemente tuve un momento realización y me gustaría compartirlo para describir la forma en que experimento el proceso de realización. Estaba teniendo una conversación muy agradable con un amigo mío cuando me preguntó si él podría ser honesto conmigo. Le respondí afirmativamente. Antes de continuar hablando, él se disculpó en caso de que no me gustara lo que estaba a punto de decir, pero nuevamente él puso su honestidad por delante de cualquier posible sensación negativa que sus palabras pudieran causar y decidió proceder. Honestamente compartió sus pensamientos acerca de mi comportamiento. Escuché con atención. Cuando terminó de hablar, se disculpó una vez más a lo que le contesté que estaba bien y que él no tenía por qué pedir disculpas y le agradecí su honestidad. Me tomó un tiempo para pensar cuidadosamente acerca de lo que dijo y analizar la situación cuidadosamente sin que él formara parte de ese análisis ya que al final se trataba de mí, no se trata de él. En cierto momento, me di cuenta de los “por qué” de mi comportamiento y tomé decisiones sobre para evitar la negatividad en mi vida y en especial para evitar causar dolor a la gente ya sea con mis palabras o con mis pensamientos.

Vamos a analizar este proceso paso a paso. Este ejemplo de realización tiene varios elementos, siendo el primero, el cual podía considerarse el gatillo de la realización, la apertura de mi amigo para compartir sus pensamientos acerca de mi comportamiento. Voy a llamar esta primera etapa de este viaje a la realización "el mensajero". Él se atrevió a hablar a pesar de mi posible reacción que podría haber sido negativa. Él decidió hablar a pesar de lo que yo podría pensar acerca de él por el hecho de compartir sus pensamientos conmigo. Él escogió ser honesto conmigo a pesar de la posibilidad de que pudiera herirme con sus palabras y discutiré el más adelante lo de “herir” ya que requiere un análisis más profundo. ¿Cuántas veces hemos decidido no compartir nuestros pensamientos y sentimientos con nuestros amigos porque teníamos miedo de herir sus sentimientos? ¿Cuántas veces hemos decidido mantener el silencio porque teníamos miedo de lo que nuestros amigos pudieran pensar acerca de nosotros? Muchas veces acabamos por elegir el camino fácil y no compartimos lo que pensamos aunque nuestras intenciones fueran buenas. Otro amigo mío me dijo una vez "no vallas en contra de tu naturaleza, si quieres ayudar, adelante y sigue tu naturaleza, la pureza de tu intención es lo que importa y lo que haga tu amigo con lo que has hecho o dicho es su propia decisión, haga lo que haga después de eso es su propia elección, pero hiciste tu parte, así que no tengas miedo de la expresarte especialmente si tu intención está siendo impulsada por amor".

Después de que mi amigo me compartió sus pensamientos le agradecí su honestidad y dije que iba a pensar en lo que dijo. Yo sé pro experiencia propia lo difícil que es estar del otro lado porque he estado allí antes y no sabía cómo proceder, cómo dar el primer paso y ser abierta con un amigo. Lo mínimo que podía yo hacer por mi amigo en ese momento fue agradecer. Fue el mensajero, y tuve que escuchar a su mensaje cuidadosamente y eso es lo que hice. Esto me lleva a la segunda etapa "el mensaje". La realización no puede manifestarse si no escuchamos al mensaje. Por lo tanto, escuchar es un paso crucial en el proceso de realización. Piensa en lo siguiente, ¿cuál es tu primera reacción cuando alguien dice algo a ti con respecto a tus acciones, pensamientos o sentimientos? ¿Escuchas? ¿Dejas que ellos se expresen para obtener todo el mensaje? ¿Cuál es la primera cosa que haces? Me atrevo a decir que la respuesta a la última pregunta es "me defiendo o trato de explicar las razones por las que actúo cómo actúo, digo lo que digo o siento lo que siento". Pero, ¿cómo podemos esperar para lograr alcanzar la realización, si no escuchamos? ¿Cómo podemos esperar llegar a la realización si justificamos nuestra conducta antes de hacer un poco de auto-reflexión? El comportamiento defensivo nos hace ir en la dirección opuesta lejos de la realización y por consiguiente dificulta nuestra evolución y el cambio positivo. Al defendernos de ese "ataque ficticio" estamos causando dos cosas, desalentar al mensajero para abrir su corazón y distorsionar los mensajes y etiquetarlos como mensajes de ataque y mal intencionados. En este punto, no podemos tomar ninguna decisión razonable de la situación que nuestro amigo quería compartir con nosotros porque simplemente hemos decidido cerrarnos.


Ahora vamos a discutir un poco más acerca de la intención y el tono del mensaje dado por el mensajero. Como mensajeros tenemos una responsabilidad, ser lo más honesto y lo más claro posible para entregar el mensaje. Esta es la parte difícil. A veces he entregado mensajes de una manera activa o pasivo-agresiva esperando que el mensaje llegue a la persona con la que estoy hablando. Los resultados han sido desastrosos. Pensé que la honestidad era el componente principal del mensaje y que no importaba lo cruel que el mensaje pudiera sonar si este contaba con la verdad puesta en una forma honesta. Sin embargo, no podía estar yo más equivocada. Es cierto que nosotros, tenemos que elegir nuestras palabras para entregar un mensaje en la manera menos dañina, pero en mi caso, eso ha requerido una gran cantidad de ensayo y error. Algo que me ayudó mucho fue poner atención a las sensaciones en mi cuerpo producidas cuando entrego el mensaje. Cuando digo algo y al mismo tiempo siento el calor que viene de mi estómago y llega a mi cabeza  y también escucho que  mi voz se elevaba, a ciencia cierta, algo no va bien y el mensaje se está contaminado con ira. Por otro lado, cuando me siento calmada, siento el amor y la paz interior al entregar el mensaje sé que no podía haber entregado de una mejor manera. La intención de nuestras palabras pueden ser la mejor, sin embargo, si mensaje está contaminada con sentimientos negativos, nuestras buenas intenciones se desvanecerá y el mensaje no servirá a su propósito, el de invitar a la auto-reflexión. No hay una receta mágica para entregar los mensajes "de manera apropiada", pero la honestidad, la compasión y el amor son los principales componentes que nos pueden ayudar a entregar el mensaje.

Otro problema que tenemos como mensajeros es que sentimos que podríamos herir los sentimientos de nuestro amigo y a veces esta es la razón por la que preferimos guardar silencio. Si nuestras intenciones son buenas, el mensaje es claro y se lo entregamos con amor y compasión, no estamos poniendo energía negativa alrededor de nuestra acción y por lo tanto no tenemos que sentirnos culpable de que pudiéramos dañar a nuestro amigo. Por otro lado, cuando recibimos el mensaje tenemos que tener en cuenta que nosotros somos los responsables de nuestras propias emociones. Las personas o situaciones no pueden hacernos daño, somos nosotros los que deciden si nos lastimamos o no. Detrás de cada sensación dolorosa que tenemos, hay un componente personal que contribuye a esa sensación dolorosa que se puede deber a experiencias previas o problemas personales no resueltos. Algunas personas o situaciones desencadenan ese sentimiento de dolor, la mayoría es de las veces, atribuimos el dolor a esa persona o situación específica. Lo real es que la sensación de dolor está dentro de nosotros, nosotros la generamos, la traemos de vuelta a nuestro presente o la dejamos ir. El mensajero no es responsable del dolor causado  aún si las intenciones son negativas; nosotros somos los que decidimos salir heridos. No quiero ir más a fondo en el proceso de "observar, experimentar y dejar ir", ya que me gustaría hacerlo más adelante cuando hable de la meditación Vipassana. Sin embargo, la idea principal es que el mensajero no debería sentirse responsables del dolor que él/ella pudiera causar porque cada individuo es responsable de sus propios sentimientos y la persona que recibe el mensaje no debería culpar al mensajero por los sentimientos negativos que él/ella pudiera experimentar durante y después de la entrega de mensajes.No puedo negar que me sentí un poco incómoda cuando estaba escuchando a mi amigo, especialmente, porque tuve que controlarme para no interrumpirlo con mi "justificación". Cuando él hablaba, era muy claro en mi mente el reconocimiento por su honestidad y el hecho de que es un tema que le importaba y es por eso que quería hablar conmigo. También tuve que escuchar sin interrumpirlo ya que podía distorsionar el mensaje. Por último, fue necesario que tomara el mensaje a casa para comenzar con el proceso de auto-reflexión.

Me tomó algunos días para pensar en la situación de que mi amigo puso sobre la mesa. Viaje profundamente en mis pensamientos preguntando ¿por qué? muchas veces. Pude enlazar eventos, estados de ánimo, estados de salud y muchas otras cosas relacionadas a lo que me amigo me dijo. En lugar de preguntarme por qué mi amigo dijo lo que dijo, culparme a mí misma por mis acciones o enojarme con él por el contenido del mensaje dediqué mi energía en la auto-reflexión. Después de algún tiempo, un día de la nada, me llegó la realización. Cuando llega la realización, lo hace acompañada por la sensación de ligereza y agradecimiento. Me sentí más ligera debido a que llevaba un gran equipaje que no me di cuenta que tenía en mis hombros, antes de eso también me sentí muy culpable y triste por mis acciones. Después me sentí agradecida por ser capaz de escuchar a mi amigo, dejar mi ego a un lado y abrir mi mente y corazón para la auto-reflexión.Algo en lo que tuve que tener mucho cuidado fue la culpabilidad. Era inevitable que me sintiera culpable. Me hubiera gustado volver atrás en el tiempo y cambiar las cosas, cambiar mis palabras o simplemente no haber dicho lo que dije. La culpa podría ser muy perjudicial, pero el día que la realización vino, la sensación de culpabilidad fue la primera señal para ver lo cruel que fueron mis acciones. Vi la injusticia y el daño. Me di cuenta de que en ese momento yo no sabía lo que estaba haciendo. En ese momento tenía dos opciones, permitir que la culpa me destruyera o pedir perdón. En primer lugar, me perdoné a mí misma por estar cegada y no ver las consecuencias de mis acciones. Creo firmemente en que tengo que estar libre de culpa para poder pedir perdón y hacer un cambio positivo. Si llevo la culpa después de la realización personal, ningún cambio positivo será posible, porque voy a luchar para aceptar el pasado y seguir adelante. No quiere decir que al no dejar que la culpa se quede por un tiempo prologando no importa lo que pasó, sino que significa que acepto el pasado y que invierto la energía de para avanzar a algo más constructivo que puede beneficiarme a mi y las personas a mi alrededor. A continuación, proyecté una gran y reflexivo "lo siento" al universo ya que no puedo cambiar mis acciones. Al alcanzar la realización en ese tema en particular que mi amigo discutió conmigo, puedo evitar insultar o dañar a otra gente en el futuro.Dale significado valioso a la realización al perdonarte a ti mismo. Sin el perdón, la proporción significativa de realización se pierde y realización se convierte en algo negativo. Si no nos perdonamos a nosotros mismos, los sentimientos negativos pueden hacernos pensar que el proceso de realización es un viaje peligroso. Entonces, terminamos evitando la realización como un intento de evitar la culpa. El tanto, limitamos así nuestra posibilidad para crecer y evolucionar.

No voy a negar que haya personas con malas intenciones que lo desean es hacernos daño con sus palabras y acciones. Sin embargo, si seguimos los pasos de la realización, sería muy fácil de identificar a esas personas y detener sus intenciones. Pero mis puntos en este post es sobre cómo tratar con las intenciones de nuestros amigos para invitarnos a la auto-reflexión, algo que se nos dificulta a todos.

Ningún cambio positivo viene sin la realización.

www.buildyouruniverse.wordpress.com 

Escrito por Dalinda Sánchez



Comentarios