Reafirma y levanta el busto con estos 5 trucos ¡Notarás grandes cambios!

Compartir
Reafirma y levanta el busto con estos 5 trucos ¡Notarás grandes cambios!

Los senos son una parte importante en el cuerpo de toda mujer, y por eso es normal el deseo de mantenerlos firmes durante toda la vida. Lamentablemente, es una fantasía imposible, ya que el inevitable paso del tiempo hará que los senos empiecen a ceder ante la gravedad.


Sin embargo, se puede retrasar ese momento con distintos tipos de cuidados. En general, la caída de los pechos empieza alrededor de los 40 años, y se acentúa con la lactancia, los cambios bruscos de peso, las deficiencias nutricionales, el tabaco y el alcohol, entre otras causas.

Qué debes saber

Lo más importante que hay que saber es que los senos en sí no tienen músculo. Están hechos de grasa y tejidos, y se mantienen erguidos por los músculos de alrededor, que los sostienen.

Por eso, una de las principales maneras de mantener los pechos firmes por más tiempo es ejercitar los músculos que sostienen los senos. La natación es un deporte ideal para ello.

Pero sumado a eso, se puede cuidar la zona de los pechos con distintos tipos de lociones y remedios. Si prefieres siempre lo natural a lo que puedes conseguir en una farmacia, estas recetas que te traemos hoy te encantarán.

[También te puede interesar leer: Con un minuto al día, este ejercicio tonifica el vientre, reduce el dolor de espalda y mejora tu flexibilidad]


Mira los mejores videos de La Bioguía

Senos firmes

1. Colonia de apio

El jugo del apio contiene vitaminas A, B, C y K que ayudan en muchas medidas a mantener la piel sana. En especial, porque estimulan la producción de colágeno, que mantiene la piel flexible y joven durante más tiempo.

La idea de este remedio es convertir tu colonia de baño habitual en una excelente solución para tus senos.

Qué necesitas:

  • 2 o 3 apios medianos

Procedimiento:

  1. Lo que debes hacer es pelar los apios quitándoles toda la piel, y luego cortarlos en trocitos
  2. Luego, en un frasco de vidrio, mete el apio y la colonia y deja macerar durante 15 días. Pasado ese tiempo, la colonia estará mezclada con el jugo de apio.
  3. Sólo deberás aplicarla en tus pechos, de abajo hacia arriba y verás cómo, haciéndolo con constancia, la piel de tus senos empieza a lucir mucho mejor y los tienes más erguidos.

[También te puede interesar leer: 5 cosas que deberías saber sobre el endometrio]

senos firmes

2. Pulpa de aloe vera

El aloe vera tiene beneficios increíbles para la salud. Esta planta, muy versátil, es especialmente elegida para los problemas de la piel, como cicatrices, quemaduras, o estrías.

Por su contenido antioxidante y su poder reafirmante, también funciona como un tónico contra los senos caídos.

Aplica un poco de pulpa de aloe vera todas las noches. Para hacerlo, masajea de forma circular ascendente.

3. Masajes con hielo

Masajear con hielo los pechos es una manera eficaz para que se vean más tonificados. Es que la temperatura fría hará que el tejido se contraiga, haciendo lucir los senos más firmes y levantados.

Toma 2 cubos de hielo, y masajea con movimientos circulares alrededor de cada uno de tus senos. ¡Con cuidado! Como máximo, hazlo por un minuto, pues más tiempo puede generar entumecimiento.

Seca de inmediato los senos con una toalla, ponte un sujetador que te sostenga bien, y permanece en una posición reclinada durante 30 minutos.

Puedes repetir el proceso varias veces al día.

Senos firmes

4. Aceite de oliva

Masajear los pechos con aceite de oliva es otra técnica natural y sencilla para reafirmar el busto. Es que el aceite de oliva es rico en antioxidantes y ácidos grasos, que previenen la flacidez y mejoran la textura de la piel.

Para hacerte estos masajes, pon en tus manos un poco de aceite de oliva y frótalas para generar calor. Luego, en un movimiento ascendente, aplica el aceite de oliva en los pechos.

Masajea suavemente durante algunos minutos para aumentar la circulación y mejorar la respiración celular. Aplica el remedio entre 4 y 5 veces a la semana.

5. Loción de pepino, aceite de coco y huevo

Esta loción es una combinación ideal de distintos remedios naturales. Juntos, hacen una fórmula increíble.

El pepino aporta hidratación, mientras que el aceite de coco y el huevo tienen propiedades reafirmantes.

Para hacerla debes mezclar en un recipiente una cucharada de aceite de coco, un huevo batido y el jugo de un pepino licuado. Mezcla hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Luego, aplica en los senos, igual que en los casos anteriores, siempre masajeando de manera circular. Deja actuar por media hora y luego retira con agua fría.

Aplica la loción todos los días o al menos 4 veces por semana para notar los cambios.

[También te puede interesar leer: 5 recetas para reemplazar cosméticos químicos por unos más naturales ¡Y baratos!]

Fuentes:
Comentarios