Razones por las que el hombre siempre ha sido culpable de las extinciones del planeta

Compartir
Razones por las que el hombre siempre ha sido culpable de las extinciones del planeta

Sabemos que la culpa de que el planeta esté convulsionando es en gran parte nuestra. Desde el inicio de la industrialización hemos acelerado la destrucción de la Tierra y nos encontramos en un punto crítico donde casi pasamos el retorno para regresarle a la naturaleza todo lo que nos ha dado. Sin embargo, no es del todo cierto que la destrucción del planeta haya comenzado hace apenas unos siglos.


Según Yuval Noah Harari, en su libro De animales a Dioses:  “El viaje de los primeros humanos a Australia es uno de los acontecimientos más importantes de la historia, al menos tan importante como el viaje de Colón a América o la expedición del Apolo 11 a la Luna. Fue la primera vez que un humano consiguió abandonar el sistema ecológico afroasiático (…). De mayor importancia todavía fue lo que los primeros humanos hicieron en este nuevo mundo. El momento en que el primer cazador-recolector pisó una playa australiana fue el momento en el que el Homo Sapiens ascendió el peldaño más alto en la cadena alimentaria en un continente concreto, y a partir de entonces se convirtió en la especie más mortífera en los anales del Planeta Tierra”.

animales prehistóricos

Esto sucedió hace aproximadamente hace 45 mil años. El Homo Sapiens salió de su hogar y comenzó su expansión por el planeta sin inmutarse ante los cambios que ocasionaba. Desde que llegaron a Australia, lugar que por millones de años había permanecido igual, les tomó sólo unos cuantos milenios extinguir a la megafauna australiana. Canguros de dos metros, el león marsupial y aves dos veces más grandes que un avestruz se extinguieron a causa del hombre.

Hay teorías que buscan negar esa realidad, que dicen que fue el cambio en el clima lo que terminó con la vida de flora y fauna del nuevo hogar del hombre. Pero así como hoy se demuestra que el cambio climático (fenómeno muchos se niegan a creer en él en pleno siglo XXI) es acelerado a causa del hombre, es imposible culpar al cambio climático de esa época por la extinción de tantas especies.

Yuval Noah dice que en el último millón de años se ha experimentado una glaciación cada cien mil años y que la megafauna australiana había sobrevivido a todas, por lo que incluso aunque el clima cambiara hace 45 mil años es imposible que eso la exterminara. Además de estas pruebas, parece que cada lugar que el hombre descubrió, significó el fin para muchas otras especies.

Nueva Zelanda no fue habitada hasta hace poco más de 800 años, cuando lo maoríes llegaron, pero les tomó unos cuantos siglos acabar con la megafauna y el 60% de las especies de aves.

“Los mamuts habían prosperado durante millones de años en la mayor parte del hemisferio norte, pero cuando Homo Sapiens se extendió, primero sobre Eurasia y después sobre Norteamérica, los mamuts se retiraron. Hace 10 mil años, no podía encontrarse un solo mamut en el mundo, con excepción de unas pocas islas árticas, en especial la de Wrangel. Los mamuts de Wrangel continuaron prosperando unos cuantos milenios más, justo cuando los primeros humanos llegaron a la isla”.

El oso grizzli mexicano, el león marino japonés, el gorrión de costa oscura, el tigre de java, el rinoceronte negro del oeste y miles de otras especies han desaparecido en los últimos 50 años. La causa es el hombre, el daño que le hace al planeta y sus ecosistemas. No es una justificación, el raciocinio nos permite comprender y actuar. Si no es ahora, pronto será demasiado tarde.

Fuentes:
Comentarios