Razones del dolor de cuello constante que nadie tiene en cuenta

Compartir
Razones del dolor de cuello constante que nadie tiene en cuenta

Sorprendentemente, el ser humano tiene exactamente los mismos huesos en el cuello que una jirafa, siete vértebras que sostienen el cráneo y los huesos faciales que constituyen la cara. Esto sólo acentúa el cuidado que debemos tener con el puente entre nuestra cabeza y el resto del cuerpo.


Es un área bastante frágil, misma que nos permite vivir al máximo, por lo que siempre debemos tomar en cuenta cualquier molestia para descartar un problema más grande.  

No es inusual que nos duela el cuerpo, pero existen muchas causas por las que esto puede suceder y necesitamos conocerlas para combatirlas. Las razones de dolor de cuello siempre requieren un poco de atención.


Esguinces y torceduras

dolor de cuello

Esta es la causa más común, usualmente es fácil saber cómo surgieron y no les toma más de unos días en desaparecer. Algunas de las causas más usuales implican dormir en una mala posición, golpes al practicar algún deporte, movimientos repetitivos y mala postura. Sin embargo, si después de un par de semanas el dolor no desaparece, lo mejor es consultar con un doctor.  

Dolor crónico

dolor cronico de cuello

Si el dolor persiste por más de tres meses, se considera dolor crónico y es posible que se deba a problemas en la espina cervical. Se puede tratar de la degeneración del disco cervical que se siente como una rigidez en cuello y tras meses de sentirse así, es algo insoportable pues comienzan a sentir hormigueo o debilidad en el cuello, brazos u hombros.  

También se puede tratar de un disco cervical herniado que según Spine Health se produce cuando el el centro interior de un disco del cuello sufre una hernia o se filtra hacia fuera del disco y presiona sobre la raíz de un nervio adyacente. Este padecimiento es común entre personas de 30 a 50 años y provocan dolor en el brazo, entumecimiento y hormigueos hacía la punta de los dedos.  

Estrés emocional

estrés emocional

Muchas veces los músculos del cuello se contraen cuando nos sentimos estresados, ansiosos o si sufrimos de depresión.  

Infección

La meningitis es un tipo de infección que daña la espina cervical y causa dolor en el cuello. La fibromialgia causa dolor en los músculos, tendones y ligamentos en todo el cuerpo, incluso en el cuello.    

Dormir en exceso, no moverte ni levantarte por un largo periodo de tiempo o fumar son factores de riesgo que pueden ayudar a florecer a estas enfermedades. Recuerda que siempre debes tener en cuenta tu postura, pues al pasar gran parte del día sentados es fácil desarrollar problemas en la columna y el cuello.

Fuentes:
Comentarios