¿Qué traerá esta Luna llena en Cáncer para ti?

El 2018 comenzó con una gran y luminosa luna llena en el cielo. La luna representa nuestro costado más inconsciente, nuestros comportamientos más difíciles de cambiar. Esta luna llena en cáncer nos invita a preguntarnos por qué si en el plano consciente queremos avanzar, hay algo que internamente nos está atando. ¿A qué realmente nos estamos apegando. ¿Qué es lo que nos deparará?

[Lee también:  9 fenómenos que responden a los efectos de la luna]

La Luna llena nos trae una energía femenina revuelta; emociones y sentimientos en puro movimiento. Cáncer ubica a la familia y nuestra seguridad emocional en el centro, haciéndonos volver hacia nuestro pasado. 

El apego, las inseguridades, la comodidad, las ataduras de la costumbre, la idea de "sacrificarse" por los demás, y una marcada sensibilidad puede a veces impedirnos avanzar hacia lo que queremos. Por eso, esta luna llena es un momento para reflexionar y cambiar la perspectiva. El 18 de diciembre, la luna nueva en Sagitario nos invitaba a trazar el rumbo que queríamos; ahora, la luna llena nos abre la pregunta por su viabilidad. ¿Estamos realmente dispuestos a avanzar? ¿O preferimos estar cómodos en la incomodidad?

[Lee también:  Ritual de luna llena para que tu año venga cargado de abundancia]

Para que la energía cíclica de Cáncer no nos haga mordernos la cola, esta luna se vuelve ideal para soltar, quebrar las dinámicas de dependencia y animarnos a crecer hacia lo nuevo. ¿No estaremos apegándonos a una persona/situación por inercia, por comodidad o quizás por falta de agallas para tomar coraje y hacer lo que realmente deseamos? La luna nos invita a comenzar a materializar nuestros sueños, a darle lugar a nuestra propia capacidad creativa. Nos pregunta: ¿realmente vas a seguir escondiéndote detrás de tus miedos? ¿Seguirás huyendo de lo incómodo? ¿Preferirás seguir una y otra y otra vez en los mismos patrones de seguridad?

[Lee también:  Cómo eres en el amor según tu signo]

Liberarse del pasado, salir de la zona de confort y de refugio
puede traer un poco de angustia o miedo. Pero si podemos atravesarlo, si tenemos la voluntad de hacerlo de corazón, el sentimiento será liberador y sanador. El deseo de independencia y libertad está ahí latente, vibrando en ti. Es momento de romper esquemas que te fueron heredados y construir los propios. ¿Te animarás a darle lugar a lo nuevo? Hay un crecimiento enorme esperándote allí afuera. ¡Sal a descubrirlo!

Fuente:
Etiquetas: