¿Qué te quiere decir la enfermedad?

Compartir
¿Qué te quiere decir la enfermedad?

Una faringitis, una migraña, un esguince, una depresión… toda enfermedad, física o psicológica, da un mensaje para que modifiquemos algo en nuestra manera de vivir la vida.


En Descodificación Biológica Original te proponemos comprender cómo funciona cada uno de los sistemas biológicos de nuestro cuerpo (por ejemplo, el cardiovascular, endocrino, inmunitario…) y las patologías asociadas a cada uno de ellos, con el objetivo de encontrar su origen, entender cómo se originaron y restablecer el bienestar.

La Descodificación Biológica es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, psicológico, sanitario o farmacéutico, que nos invita a entender que cada enfermedad o síntoma sigue una lógica que guarda relación con la función biológica de la parte del cuerpo afectada.

Nuestro cuerpo tiene un lenguaje propio para expresar que algo le está ocurriendo. Son gritos que claman nuestra atención para solucionar el conflicto que se vivió o al que se está haciendo frente, gritos que la mayoría de personas no sabemos escuchar e incluso queremos acallar.

Por ejemplo: ¿para qué sirve el corazón? para repartir la sangre. Pues este órgano está relacionado con los conflictos de territorio, entre otros. ¿Por qué? Porque si tengo que luchar para proteger mi territorio, tendré que ser más fuerte para defenderme, y eso hará que mi corazón bombee más sangre. Si mi jefe me dice “te has quedado sin vacaciones”, sentiré que he perdido mi territorio (mi tiempo para estar con la familia, para descansar…). Es entonces cuando mi corazón se prepara para la lucha y bombea más sangre. En función de la intensidad y duración del conflicto, se podría desarrollar una afectación cardíaca o incluso un infarto.

¿Cómo descodificamos la enfermedad?


A través de las sensaciones corporales. Éstas son una fuente de información excepcional para establecer la relación entre las vivencias atravesadas y los conflictos que han generado. ¿Por qué? El cuerpo guarda en sus células la información de las sensaciones corporales desagradables del instante. Como seres humanos, a esas sensaciones corporales les hemos puesto una etiqueta, que es una emoción.

Por ejemplo, cuando sentimos cosquillas en el estómago, aceleración el corazón, humedad o lágrimas en los ojos y relajación en el cuerpo, podemos decir que sentimos alergia. Sin embargo, si las sensaciones con un nudo en el estómago, la aceleración del corazón, la piel de gallina y un temblor generalizado, le asignaremos del nombre de miedo.

Cabe tener en cuenta que esto es totalmente personal y que depende de cada momento y de cada situación. Porque todo instante vivido con estrés deja un recuerdo inactivo en nuestro interior, al que se puede acceder mediante una escucha de los mensajes del cuerpo.

Cada zona del cuerpo guarda relación con un tipo de conflicto biológico. He aquí otro caso paradigmático: si una persona engorda 10 kilos, seguramente tenga la necesidad de protegerse de algo. Por el contrario, si otra persona siente que la ven demasiado y le gustaría pasar desapercibida, tendrá un tamaño más pequeño.    

Existe una posibilidad de cambio


Tenemos la posibilidad de cambiar aquello que nos está pasando, de modificar nuestra mirada y de vivir de otra manera. Si lo conseguimos, conseguiremos desplazar el síntoma y evitar que vuelva a aparecer en un futuro. Cambiar la forma de ver a los demás y de verse a uno mismo es central en Descodificación Biológica Original, y nos permite resignificar nuestras historias.

Autor, 

Escuela de Descodificación Biológica Original

Comentarios