¿Qué son las creepypastas y cómo pueden ser un gran peligro para tus hijos?

Compartir
¿Qué son las creepypastas y cómo pueden ser un gran peligro para tus hijos?

La escena ni siquiera podía pertenecer a una película de terror, era incluso más fuerte de lo que ves en la televisión. Una niña apareció en la carretera, apenas consiente y sólo pudo murmurar que sus mejores amigas la habían intentado matar. En la estación de policía, las culpables parecían nerviosas, no por saber el estado de su amiga o la sentencia que eventualmente caería sobre ellas, sino porque habían fallado al cumplir los deseos de Slenderman.  


 

niñas

Así como el coco, Slenderman es una entidad misteriosa que acecha la mente de las nuevas generaciones, pero mientras antes los niños sólo podían imaginar con lo que veían entre las sombras o durante una sesión de películas de terror, ahora tienen acceso a Internet, lugar en el que exploran sitios llenos creepypastas.  


Estas son historias de terror que los usuarios comparten en redes como si se tratara de teléfono descompuesto. Su nombre es una alteración del término Copypaste (copiar y pegar) que alude a la forma en que estas historias viajan. Por eso es tan difícil comprender cómo o de dónde surge una nueva historia. Slenderman es una de las creepypastas más populares a nivel global, tiene un séquito internacional, miles de historias creadas por los fans (fanfictions) e incluso es considerado una figura paternal a la que muchos acuden al sentirse rechazados por la sociedad.  

El caso mencionado al inicio es una historia real que sucedió en mayo de 2014 en Wisconsin, Estados Unidos. Anissa Weier y Morgan Geyser, convencidas por las historias que leyeron en sitios de creepypastas intentaron asesinar a su amiga Payton Leutner para así ser aceptadas por Slenderman. De igual manera, su justificación fue que si no lo hacían, Slenderman asesinaría a todos los miembros de sus familias.  

El documental “Beware the Slenderman” indaga en el caso y en cómo es que una página de historias de terror pudo llevar a dos niñas a apuñalar a alguien 19 veces. La respuesta es compleja: una de las niñas presentó cuadros de esquizofrenia temprana, por lo que la motivación no surgió sólo de Internet. Además, la culpa fue rápidamente relegada a los padres por no cuidar lo que sus hijas veían en Internet, pero se demuestra que ellos siempre se preocuparon por lo que sus hijas veían, tenían estrictas reglas acerca del uso de Internet e hicieron todo lo que se esperaría de unos padres permisivos, pero protectores.  

Se trata de un evento aislado, sin embargo conviene prestar más atención a lo que los niños consumen, así como dejarles claro que existe la realidad y la fantasía, que el refugio en esas historias puede ser consolador, pero no es la única salida y que sin duda no deben creer todo lo que leen en Internet. Especialistas han demonizado estos sitios y gran parte de su comunidad, sin embargo hay quienes han dejado claro que no se trata de lo que se publica en Internet, sino lo que los niños entienden y cómo lo canalizan.

Existen muchas historias creepypasta que han ganado popularidad. El supuesto cortometraje escondido de Walt Disney que es más aterrador que cualquier cosa que jamas creó, el trágico final de un personaje de Bob Esponja que en su depresión decide quitarse la vida y más historias falsas que llenan la imaginación de mucha gente obsesionada con la cultura pop. Creepypasta es un término que no debe asustar y menos ser perseguido, simplemente mejor comprendido

Fuentes:
HBO
Comentarios