Qué son la agnosia y prosopagnosia y cómo saber si podrías tener esta extraña enfermedad

Nuestro cerebro tienen la capacidad de guardar información y luego, a través de distintos estímulos, volver a ella. Por ejemplo, sabemos que algo con un tronco y una copa de hojas verdes es un árbol, y no importa qué tan distinto sea uno de otro: siempre sabremos reconocer un árbol al verlo.

Pero quienes sufren agnosia tal vez puedan ver el objeto con tronco y hojas, y no puedan reconocer un árbol en él. Es que se trata de una extraña enfermedad que puede desarrollarse de diferentes maneras, pero que en concreto se trata de una dificultad para reconocer cosas aprendidas. Hay casos graves como esos, pero también otros, mucho más usuales, en los que para una persona es muy difícil reconocer un rostro aunque ya haya visto a esa persona en varias ocasiones.

Es decir, las personas que sufren agnosia pueden identificar un estímulo, pero no pueden asociarlo con lo que eso significa.

Distintos tipos de agnosia

En el ejemplo del árbol, la persona padecería agnosia visual. Es decir, que la persona puede ver con normalidad, ya que el funcionamiento de su visión es correcto, pero no puede reconocer el objeto que está viendo.

La agnosia visual tiene a su vez distintas vertientes. Una es la prosopagnosia, que ha tenido cierto grado de conocimiento por ser padecida por Brad Pitt. En este caso, se trata de reconocer todas las partes del rostro, pero no poder asociarlo a la persona a la que pertenece.

[También puedes leer: 5 famosos que conviven con raras enfermedades]

La agnosia visual se puede manifestar también en la incapacidad de reconocer colores (Agnosia cromática), de comprender el movimiento (Cinetoagnosia), o de comprender la relación entre los objetos (Simultagnosia).

Aunque un poco menos común que la agnosia visual, existen otros tipos de la enfermedad. La agnosia auditiva se manifiesta principalmente en la incapacidad de comprender el lenguaje hablado. La agnosia táctil no permite a quienes la padecen reconocer a las cosas al tacto.

Un caso particularmente raro de agnosia es la corporal, que sucede cuando una persona es incapaz de reconocer como propia una parte de su cuerpo. Suele suceder después de tener un episodio de ACV.

Cuáles son las causas

La agnosia es el resultado de una lesión en el cerebro, por lo que casi siempre aparece en un momento específico de la vida.

[También te puede interesar leer: Qué es y qué NO es el lupus, una enfermedad más común en mujeres jóvenes de lo que crees]

Esta lesión puede tener que ver con traumatismo de cráneo por un golpe o accidente; a un accidente cerebrovascular; a una demencia o a una intoxicación.

También puede aparecer con otros desórdenes neurológicos.

¿Tienes agnosia o prosopagnosia?

Que te cueste reconocer caras conocidas incluso cuando has visto a alguien varias veces puede ser avergonzante, pero no significa que tengas una enfermedad. Sin embargo, muchas personas se consideran simplemente olvidadizas cuando en verdad tienen este trastorno.

Identificar la agnosia es relativamente fácil para un médico, que a través de distintas pruebas de estímulos podrá determinar la enfermedad. Para darte cuenta que debes recurrir a un profesional debes observar si te cuesta reconocer cosas sencillas.

Como decíamos, esta dificultad aparece después de algún daño cerebral concreto, por lo que si has sufrido algún tipo de accidente e identificas alguno de los síntomas deberías recurrir a un médico de inmediato.

[También te puede interesar leer: 5 impensadas enfermedades provocadas por la contaminación]

Aunque la agnosia no se cura, se pueden mejorar mucho los síntomas con distintos tratamientos de rehabilitación. Por ejemplo, en el caso de la agnosia visual, se puede recurrir a intentar identificar a los objetos por su sonido (y al revés en el caso de la agnosia auditiva).

Fuentes:
Etiquetas: