¿Qué siente tu perro cuando te vas de casa?

Compartir
¿Qué siente tu perro cuando te vas de casa?

Nota por Jezabel Handel

www.proteccionanimalmundial.org 

La ansiedad de separación no es un tema menor dado que genera mucho estrés en las personas, pero sobre todo, un gran malestar en los perros. La misma ocurre cuando el o los dueños se van de su hogar y el can comienza a sentirse ansioso, sin poder mantener la calma, disfrutar o divertirse estando solo, lo que genera que rompa o destruya cosas, llore y haga travesuras.

Si estás atravesando esta situación, ¡quédate tranquilo! Hay varias formas de resolverlo. Desde World Animal Protection, queremos ayudarte, por lo que te explicaremos bien de qué se trata este asunto y cómo puedes hacer para trabajarlo.

Descubrir las causas 

Ante todo, lo más importante es comprender por qué tu can se pone tan ansioso cuando se queda solo. A continuación, te daremos algunas preguntas orientativas para que puedas revelar la causa:

  • ¿Se debe a un cambio de rutina?
  • ¿Se ha ido recientemente algún familiar?
  • ¿Ha llegado de un refugio y se está acostumbrando a vivir en un hogar?
  • ¿Lo han regalado y tú eres su nuevo dueño?
  • ¿No está acostumbrado a estar solo?

  ¿Qué señales me permiten saber si mi perro está sufriendo ansiedad de separación?  

  • Lloriquea, ladra o aúlla.
  • Se babea más de lo frecuente.
  • Se mueve constantemente, sin parar.
  • Intenta escaparse.
  • Muerde muebles, hace pozos o rasquetea paredes, ventanas o puertas.
  • Hace sus necesidades dentro, aún cuando está siendo entrenado.
Cabe aclarar que tu perro no lo hace a propósito; de hecho, siente mucho estrés y desearí­a no estar haciéndolo. Por otro lado, también es bueno dejar en claro que es normal que haga algunas de estas cosas de vez en cuando. En ese caso, no deberías preocuparte, pero sí si lo hace prácticamente todos los dí­as, pues entonces es probable que esté sufriendo ansiedad de separación y que precise algunos cambios en su rutina.

¿Cómo resolverlo?

Ante todo, siempre es bueno hablar con el veterinario para descartar cualquier problema de salud. Por ejemplo, si no puede contener sus esfínteres podría deberse a alguna medicación que se le está dando o a desórdenes hormonales. Es importante conocer su punto de vista, de modo que pueda orientarte o recomendarte algún profesional de confianza, si fuera necesario.

Cuando el problema es leve

  • Trátalo de forma especial cada vez que te vas. Para estas ocasiones, puedes comprarle un juguete lindo y sabroso y entregárselo cuando te vas. Dale un paseo cuando llegas a casa.
  • Déjale una prenda tuya para que tenga cerca tu olorcito.
  • En caso de que el veterinario lo aconseje, considera darle algún calmante natural.
  • Evita saludarlo exageradamente, ya sea cuando llegas o te vas. De hecho, intenta ignorarlo un poco ni bien regresas a casa.

Cuando el problema se torna más serio

Un perro que sufre ansiedad de separación severa no podría ser distraído ni siquiera con el mejor juguete del mundo. En este caso, deberías trabajar el hecho de ir acostumbrándolo, paso a paso, a tu ausencia.

Es muy probable que tu can comience a ponerse ansioso cuando vea que estás pronto a irte, como por ejemplo, cuando tomas tus llaves o agarras tu bolso. Continúa preparándote, pero no te vayas en ese momento; coge las llaves, pero siéntate en la mesa y enciende el televisor. Haz esto durante muchos días.

Cuando tu perro comience a bajar la ansiedad, muy de a poco, puedes dejar de proceder de este modo. Por ejemplo, el segundo paso que puedes dar después de este entrenamiento es colocarte del otro lado de la puerta y decirle que se quede. Luego, reaparecer unos segundos más tarde y, con el tiempo, aumentar el tiempo que no estás presente hasta que puedas hacer de forma normal el proceso de ponerte los zapatos, agarrar tus llaves y marcharte, diciéndole que se quede. Más adelante, puedes probar con otras puertas de salida; solo asegúrate de que esté relajado cuando te vayas.

Es muy importante que no apures las cosas y que lo premies cuando pueda quedarse sin ti de 10 segundos en adelante. Tú eres el único que sabrá cuando está preparado para estar completamente solo por largos períodos, pero recuerda ir aumentándolos de forma gradual, no de golpe.

Consejos para todos los perros en general

Ya sea que tu perro sufra o no ansiedad de separación, recuerda que un can que se ejercita diariamente descarga energí­a y está más relejado. Otro tip importante es estimularlo, ya sea con juegos o enseñándole a responder a tus órdenes, como por ejemplo, a darte su patita, traer de regreso la pelota o sentarse.

Estos consejos lo ayudarán a estar saludable, tanto mental como fí­sicamente dado que no le quedará mucha energí­a para estar estresado o romper cosas.
 

Fuentes:
Etiquetas: mascotas, perros
Comentarios