Qué pasaría en tu cuerpo si por dos años no vieras la luz del sol

Compartir
Qué pasaría en tu cuerpo si por dos años no vieras la luz del sol

Estamos tan acostumbrados a ciertas cosas que es casi imposible pensar en cómo sería nuestra vida sin ciertas comodidades. Hace algunos años un grupo de niños fue rescatado de un culto islámico en Rusia. Niños de uno a siete años de edad, y muchos de ellos nunca habían visto la luz del sol en toda la vida. Algo increíble que nos hace pensar en qué sería de nosotros si pasáramos determinado tiempo sin acceso a la luz del sol.  



luz sol

Amamos (y necesitamos) los baños de sol que mantienen nuestro cuerpo bronceado o por lo menos un poco coloridos, incluso viajamos cientos de kilómetros para asolearnos en la playa y recuperar un poco del color que las largas jornadas en oficinas y las actividades en interiores nos quitan. Pero no se trata simplemente de un gusto. No somos plantas, pero eso no significa que la luz solar no sea para nosotros algo vital.

¿Por qué necesitamos la luz del sol para vivir?

oficina

Es triste, pero mientras para un adulto la falta de luz solar es dañina, para los más pequeños puede ser una sentencia de muerte. Los niños rescatados en Rusia no carecían completamente de vitamina D, pero el sol es una fuente directa y rica de esta vitamina, sobre todo necesaria para quienes no comen carne o sus derivados. La vitamina D se encuentra en yemas de huevo, queso, grasas de pescado, leche, jugo y cereales; pero nuestro cuerpo puede producirla cuando se expone al sol.

sol y luz

Por otra parte, un adulto puede sobrevivir, pero su vida no será muy placentera. Imaginemos que pasamos dos años a puerta cerrada en un edificio en el que la luz del sol no toca nuestro cuerpo. Los primeros síntomas se presentarían a través del Trastorno Afectivo Estacional, que es una especie de depresión que mucha gente sufre en ciertas regiones del mundo antes o en las primeras etapas del invierno, cuando la noche comienza a ser más larga que el día.  

Parece una situación normal, pero pronto las enfermedades crónicas se podrían presentar. Las personas con diabetes, presión arterial alta e incluso gripe tendrían mucha más dificultad para controlar sus enfermedades. Si alguien es propenso a esos padecimientos, seguramente tendría más facilidad de padecer la enfermedad. Incluso alguien con una enfermedad infecciosa tendría muchos más problemas para curarse.  

Oscuridad

 Además del desgaste neuronal y los problemas psicológicos que pueden resultar en una profunda depresión, el peor escenario sería la falta de calcio o inhabilidad para absorberlo debido a la escasez de vitamina D, que  incluso podría causar problemas en la laringe y provocar asfixia.  

Pero... ¿Qué ocurre con el cáncer de piel?

A finales del siglo XIX mucha gente comenzó a padecer por la falta de luz solar, sobre todos los niños, por lo que baños de sol fueron recetados, la gente comenzó a salir mucho más a la calle y a descubrir su cuerpo para mantenerse sanos.

Fue recién hacia los años treinta del siglo XX que el cáncer de piel comenzó a preocupar a los médicos. Por eso hoy uno de los consejos de salud y belleza más importantes es que todos los días, si te expondrás a la luz del sol, uses protector.

[También puede interesarte: El increíble antes y después de una mujer que luchó contra el cáncer de piel]

Entonces, ¿hay que exponerse al sol o no? Como es fácil de imaginar, la clave está en el balance. No es lo mismo tener una exposición natural a la luz del sol porque cada mañana o tarde caminamos algunas cuadras en lugar de tomar el metro o el autobús, que pasar 11 meses del año encerrados en un edificio y el otro mes friéndose a pleno sol del mediodía con el cuerpo untado de aceite para dorarse más. A veces solo hace falta pensar qué es lo que parece más coherente, para saber qué es lo más saludable.

Fuentes:
Comentarios