¿Qué nos hace infelices? El hombre más feliz del mundo tiene la respuesta

Compartir
¿Qué nos hace infelices? El hombre más feliz del mundo tiene la respuesta

¿Qué es la felicidad?


La respuesta es distinta para cada persona, pero en general la felicidad está relacionada con sentimientos positivos como la paz, la compasión y la satisfacción con nuestras vidas.

Ahora... ¿quién es la persona más feliz del mundo?

Según un artículo científico publicado en 2004 por investigadores de la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos, el hombre más feliz del mundo es Matthieu Ricard, un monje budista tibetano.

Pero, ¿qué lo hace el hombre más feliz del mundo?

Según los investigadores, que estudiaron el funcionamiento cerebral de los participantes durante 12 años, Ricard muestra un nivel de actividad en la corteza cerebral prefrontal izquierda que es muy superior al de la mayoría de la gente. Esta zona está muy relacionada con las emociones positivas que nos hacen sentir felicidad.

[Te podría interesar: 12 hábitos poco comunes que te harán más feliz cada día]

Por cómo funciona su cerebro, Matthieu Ricard es el hombre más feliz del mundo.

Y entonces... ¿Qué es lo que nos hace infelices? 

Según Ricard, que no acepta el título que le han otorgado los investigadores, el asesino de la felicidad es la comparación. Cuando nos comparamos con otros solo vemos una parte de sus vidas: la más exitosa y envidiable. Es decir, solo vemos los resultados positivos, pero la mayoría de las veces ignoramos los sacrificios y derrotas que los llevaron al éxito.

Es por eso que nos sentimos inferiores al compararnos con otros: porque solo vemos sus éxitos y solo vemos nuestros fracasos.

La felicidad y la vejez

Además de este mal hábito, algunos científicos identifican algunos factores que nos alejan de la felicidad, como la edad. Según los expertos, nos volvemos más felices a medida que envejecemos y alcanzamos la mayor felicidad al superar los 70 años.

Otro método científicamente demostrado que nos acerca a la felicidad es la meditación y la práctica de la compasión. Se cree 20 minutos de meditación diarios pueden ser suficientes para aumentar nuestro bienestar subjetivo.

Con esta información podemos dar el primer paso para identificar el origen de nuestra infelicidad, si es que la padecemos, y empezar a tomar algunas medidas para ser cada día, un poco más felices.

Fuente:
Etiquetas: psicología
Comentarios