¿Qué hacer si tú eres la persona tóxica en la vida de los demás?

Compartir
¿Qué hacer si tú eres la persona tóxica en la vida de los demás?

Durante años escuchamos que debemos sacar a las personas tóxicas de nuestra vida. Que la felicidad que estas personas causan en nosotros no es válida a comparación del dolor que infligen a largo plazo. Antes pensaba que eso era cierto, que debíamos alejarnos de esa gente a pesar de que quisiéramos darles otra oportunidad.  


Las cosas cambiaron y me di cuenta que tal vez yo era la persona tóxica en la vida de los demás. Hay gente que me hirió, pero yo hice lo mismo con los demás, personas que se sintieron usadas por mi, que confiaban repetidamente a pesar de que las defraudaba y lastimaba. ¿Qué hacer en caso de ser la persona tóxica en la vida de los demás?  


Entender que todos somos tóxicos

persona tóxica

 María Isabel Mota de El Depre Book lo deja bastante claro:  

“La gente es tóxica dependiendo de dónde la veas, de qué quieras y aceptes recibir de ella, y de qué hagas con lo que te puede dar.(…) La gente tóxica de la que todos nos quieren advertir vive dentro de nosotros. Desde ahí la ven los demás y nos advierten el posible daño que harán”.  

Pensar en esa gente perfecta que sólo te llena de felicidad y cosas buenas es idealizar a alguien, y eso siempre termina en la decepción. Claro que hay gente que nos trae cosas buenas, pero no existe alguien perfecto que nunca te mostrará un lado que no es necesariamente malo, sólo es humano. Aceptar esa oscuridad en nosotros no es una justificación, es un paso para cambiar y hacerlo mejor.  

Cambia tu actitud

actitud

Muchas personas tóxicas se jactan de ser sarcásticas, de molestar a los demás o de tomar una parte negativa de su personalidad y presumirla como un mecanismo de defensa. Claro, todos podemos tener un humor negro, pero esconder la toxicidad bajo esa capa es lamentable. Eso debe terminar. Dejar la actitud pasiva-agresiva es difícil porque a veces amigos y otras personas pueden señalarla, pero nos negamos a aceptarlo.  Sin embargo, lo primero que hay que hacer es ser sinceros con nosotros mismos.

Ve a terapia

terapia

Gina Florio de Bustle dijo que la persona que la ayudó a terminar con su actitud pasiva-agresiva fue su terapeuta, la única persona a la que escuchó cuando le remarcó ese gran problema que negaba. Ir con un experto para entender todo lo que pasa contigo no debe ser algo por lo cuál avergonzarse. Buscar ayuda es lo mejor que puedes hacer y si ya sabes parte del problema ,que tú eres alguien que ha causado daño a otras personas, es un gran avance.  

Deja de culpar a los demás por tus problemas

Si te quejas de que el drama te sigue, tal vez eres tú quien lo atrae, si toda la gente tiene la culpa de lo que te sucede, tal vez eres tú quien provoca todo. Existe un límite para la gente antes de que comiencen a darte la espalda si siempre apuntas a la dirección del problema pero nunca es en tu propia dirección.  

Ve paso a paso

abrazo

Sin duda darte cuenta que eres una persona tóxica te hará querer cambiar las cosas y eso está bien, sólo recuerda que el cambio es difícil, así que si fallas la primera vez, inténtalo de nuevo. Si es necesario ve paso a paso. Discúlpate con las personas que más quieres, después con los demás, cambia tu actitud, pero no esperes cambiar tu personalidad de un día a otro.  

Piensa que es un proceso de transformación a largo plazo, y de nuevo, como lo dijo María Isabel del Depre Book, no implica que tú serás la persona feliz y perfecta, simplemente aprenderás a vivir con quién eres, intentando no dañar a los demás.

Fuentes:
Comentarios