Qué hacer ante un ataque de pánico cuando lo tenemos o lo presenciamos

Compartir
Qué hacer ante un ataque de pánico cuando lo tenemos o lo presenciamos

Un ataque de pánico no es algo para tomar a la ligera. A pesar de que en la televisión muestran versiones exageradas de lo que es, las personas que sufren de este problema realmente pueden sentir que están muriendo o por lo menos sufriendo de algo tan grave como un ataque al corazón.  


Es importante sacar los mitos, romper los tabúes y aceptar que en una sociedad tan compleja, que llena de expectativas, obligaciones y responsabilidades a las personas, un ataque de pánico es algo de lo que nadie debe avergonzarse; y que hablar acerca de ello para encontrar la forma de identificarlo y prevenirlo siempre es mejor que esperar a que vuelva a suceder.  

Una manera de lidiar con un ataque de pánico es el llamado método AWARE, y conocerlo puede servirte tanto si algún día experimentas un ataque de pánico, como si a alguien con quien estás le sucede.

Mira los mejores videos de La Bioguía

pánico

El método AWARE  

  • En inglés, hay un método llamado AWARE, que significa consciente, y cada sigla es una parte del proceso.   

  • Acknowledge & Accept – Reconocer y aceptar   

  • Wait & Watch – Esperar y observar   

  • Actions (to make myself more comfortable) – Acciones (para sentirme más cómodo)   

  • Repeat – Repetir   

  • End – Terminar   
A continuación, detallaremos cada paso:

Reconocer y aceptar

reconocer

Significa reconocer la realidad inmediata, que experimentamos miedo y el pánico está comenzando. No hay que ignorar el problema sino enfrentarlo. No busques distracciones y date cuenta que tienes miedo, pero no que no estás en peligro. Aceptar es no huir, no dar responsabilidades ni obligaciones a los demás.   

Esperar y observar

esperar

Así como cuando la gente se enoja y le dicen que cuente hasta diez, es similar con un ataque de pánico, actuar cuando no piensas lógicamente sólo sirve para empeorar las cosas. Es imposible relajarte, pero intenta recordar que es mejor mantener una actitud pasiva antes de empeorar todo.  

Observar es necesario para entender el pánico creciente. De esta forma, aún si en el momento no se nos ocurre nada, después estaremos mejor preparados para entender y aceptar lo que nos ocurre. Llevar un diario con todo lo que ocurre durante los episodios es una buena forma de comenzar a entender los miedos irracionales que surgen en ese momento.   

Acciones

Lo peor ya pasó, pero aún hay cosas por hacer para salir del problema. No hay formas de terminar con un ataque de pánico de forma abrupta, pero siempre puedes realizar ciertas cosas que te ayuden a dejarlo ir poco a poco. Concentrarte en tu respiración, calmarla y llevarla al ritmo en el que sueles respirar es una gran opción.  

Hablar contigo mismo es otra forma de hacer que el pánico disminuya. Las palabras te ayudarán a concéntrate, más si las dices en voz baja, aunque sólo tú las escuches. Trabajar con tu cuerpo, darle una tarea mecánica fácil de realizar que tome tu atención puede ser lo siguiente, así pasarás de la pasividad a la actividad completa.   

Repetir

repetir

Hay ocasiones en que los ataques llegan como olas. Puede que haya comenzado y seguiste todo a la perfección pero entonces vuelves a sentir que esa oscuridad se apodera de ti nuevamente, regresa al principio, acepta, observa, actúa. El miedo es temporal y pronto saldrás adelante.   

Terminar

terminar

Todos los ataques de pánico terminan, no lo dudes, pero la sensación es persistente. Cada ataque de pánico es único, por lo que tal vez hay quienes viven situaciones únicas, pero a pesar de eso, siempre hay un fin.   

Qué hacer si otra persona tiene un ataque de pánico

manos

  • Recuérdale a esa persona que no están obligados a quedarse donde están.   

  • Asegúrales que no hay nada por qué preocuparse.

  • Hazles saber que sólo es temporal.   

  • Aconséjales respirar.   

  • Intenta entablar una conversación (si parece pertinente).   

  • Quédate con ellos.   


pánico

  • No lo niegues.   

  • No les digas que se relajen o se calmen.   

  • No les preguntes por qué tienen un ataque de pánico.   

  • No creas que no es importante.   

  • No juzgues.   

Los ataques de pánico pueden suceder en cualquier momento, pero usualmente hay motivos que los accionan, por lo que siempre debemos intentar coexistir en un ambiente respetuoso y libre de estrés; esto aplica al escuela, el hogar, la oficina y hasta la vía pública.

Fuentes:
Etiquetas: ataque, psicología, salud
Comentarios