Qué es la "Regla Pence" y por qué nunca deberías caer en el error de creer que es cierta

Compartir
Qué es la "Regla Pence" y por qué nunca deberías caer en el error de creer que es cierta

Tras la publicación de los reportajes acerca de Harvey Weinstein y su reino de terror en Hollywood, la gente aprendió su modus operandi. Weinstein invitaba a jóvenes actrices a hablar de algún proyecto en el que pudieran participar, usualmente era en el bar de un hotel en Hollywood. Cuando llegaban, algún asistente de Weinstein les decía que la junta se movió del bar al cuarto de Weinstein. Ellas iban sin meditarlo mucho, después de todo, un hombre tan importante como Harvey podía estar tan ocupado como para bajar al bar de un hotel.  


Al llegar, encontraban al productor en bata, quien comenzaba a ofrecerles un masaje, a intimidarlas y a tomar una actitud dominante y agresiva.

  • Tras años de esto, por fin se destapó la verdad, pero lo más inaudito es que muchas personas culparon a las mujeres de subir al cuarto. 

“Si hubieran seguido la regla del vicepresidente Pence, eso no habría pasado” dijo Sebastian Gorka, un exconsejero de la Casa Blanca.  

Mike Pence Weinstein

¿Qué es la regla Pence y por qué habría ayudado a estas mujeres? En pocas palabras, no lo habría hecho, y es que la regla Pence no es una forma de defenderse ante los abusos de hombres peligrosos, sino de evitarlos a toda costa al cesar cualquier interacción en la que posiblemente pueda estar un hombre y una mujer sin nadie más en la habitación.  

La regla va dirigida a hombres y no a mujeres, pero incluso eso demuestra un alto grado de machismo. En lugar de enseñar que los hombres y mujeres pueden convivir juntos, exalta la imposibilidad de control del hombre y lo incita a ser parte del espectro de predadores sexuales como Weinstein.  

publicidad machista

La regla fue creada por Billy Graham y otras tres personas entre las que se encontraba su esposa. Todos eran evangelizadores del cristianismo protestante y un día se reunieron en un motel para escribir un manifiesto para determinar los límites de su comportamiento moral. Entre esos puntos está el que exige que un hombre nunca esté solo con una mujer que no sea su esposa. No puede comer, viajar, encontrarse en privado ni asistir a eventos en los que el alcohol fluya.  

pence

Este sistema se basa en concebir a los hombres en bestias peligrosas y a las mujeres en objetos. En primer lugar, eso demuestra que el vicepresidente de Estados Unidos se considera a sí mismo, y a todos los hombres, un acosador en potencia que se limita a lastimar a las mujeres o a ponerlas fuera de su alcance. En segundo lugar, esto es altamente tóxico para las relaciones laborales (que en el caso de un vicepresidente tienen una importancia mayor), pues hay mujeres con altos puestos en el gobierno que son excluidas de cenas y juntas para evitar que Pence caiga en la tentación.  

hombres

Pence es un conservador que no duda en poner la religión como una de las bases de su moral y eso no está mal, pero cuando muchos empresarios y ejecutivos hacen lo mismo, las mujeres se convierten en fantasmas para los altos puestos, se mantiene una esfera de poder que las excluye, esas en las que los hombres van a eventos sólo para ellos, cierran tratos y comienzan nuevos negocios, todo en un “ambiente seguro”, pero ya no queda claro si es para ellos o para las mujeres.  

Creer en la lógica de esta regla, renombrada como regla Pence, por su más poderoso seguidor, es darle fuerza a los discursos de odio, separación y desigualdad que tanto daño están haciendo en esta época.

Fuentes:
Etiquetas: feminismo, machismo, regla
Comentarios