Qué deberías hacer según tu ascendente para ser mejor en todo

Compartir
Qué deberías hacer según tu ascendente para ser mejor en todo

Se llama ascendente al punto por donde aparece el horizonte terrestre al momento exacto de un nacimiento, por lo que tras el signo solar, es el que más importancia confiere en una carta natal y dota a cada uno de determinadas características impuestas por el signo en el que se halle.


El Ascendente también nos aporta una imagen profunda de quiénes somos. Así, el conocer nuestro signo ascendente puede ayudarnos a entendernos mejor a nosotros mismos, así como al camino que hemos elegido.

La palabra griega “horóscopos” para señalar una Carta deriva de las palabras horos (hora) y  skope (mirar, observar). Y es precisamente eso, “mirar la hora”, lo que significa el Ascendente.

El Ascendente no solamente se asocia con el efecto y la impresión que se ejerza sobre los demás, sino que es un punto vital al que se lo relaciona con la salud y el estado general del cuerpo, con la apariencia, el carácter y la personalidad.

La mayoría de nosotros conocemos bajo qué signo del zodíaco hemos nacido, pero ignoramos el factor individual más importante: el Ascendente. Por eso, es tan importante conocer la hora y minutos en que llegamos al mundo, para el cálculo de la Carta Natal.

Para conocer cuál es tu Ascendente en tu Carta Natal, hacé click acá.

[ También te puede interesar leer:  ¿Qué le trae a cada signo el año chino del perro? ]

Ascendente en Aries: 

La persona que nace con el ascendente en el signo de Aries se mostrará frente al mundo de manera directa y enérgica. En su medio laboral, con sus amigos y en familia, necesitará sentirse emprendedor y que los demás aceptan sus ideas.

Las personalidades arianas resultarán óptimas en tareas asociadas a inicios, porque son ideales para asumir peligros, inventar y ocuparse de situaciones arriesgadas, ser pioneros y creativos. 

Ascendente en Tauro:

Su forma de afrontar la vida es con calma, puesto que todo lo necesita planificar, y así, su trabajo será lento pero constante. De esta forma podrá conseguir dinero. Para que todo deseo pueda plasmarse y convertirse en algo real será necesario frenar, observar y evaluar la realidad y los recursos con los que se cuentan para plasmarlo.

Las personalidades taurinas resultarán ideales para el manejo de recursos y la evaluación de los talentos y posibilidades de cada individuo. Son perfectas en tareas que requieran perseverancia, tenacidad y preservación de recursos.

Ascendente en Géminis:

Curioso por naturaleza, tiene sobre todo dos cualidades que son la versatilidad y la adaptabilidad.  El geminiano necesita abrir variables, indagar y descubrir mejores oportunidades, investigar lugares y encontrar situaciones superadoras donde mejor invertir en su proyecto. 

Las personalidades geminianas son ideales en tareas de investigación, ventas y sociabilización.

[ También te puede interesar leer: La profesión que deberías tener de acuerdo a tu signo zodiacal ]

Ascendente en Cáncer:

La persona que nace bajo este ascendente mostrará una gran sensibilidad que a veces puede perjudicarle, porque se puede convertir en falta de seguridad si no encuentra en su medio laboral o vital el afecto que le es necesario para desarrollar sus aptitudes. En el caso de no encontrarlo se mostrará excesivamente vulnerable y se esconderá detrás de su caparazón.

Naturalmente saben dar forma segura y firmeza. Las personalidades cancerianas son ideales para cerrar y comprometerse, para cuidar, alimentar y nutrir cualquier proyecto.  

Ascendente en Leo:

Es un signo de fuego y los de este ascendente son vivaces, espontáneos y optimistas. Aparentemente no les falta confianza en si mismos y en su propia visión del futuro, además sienten manifestar su energía en el mundo. Tienen carácter generoso y son amables con los demás, aunque sin duda, aprecian ser conocidos por ello.

Las personalidades leoninas necesitarán mostrarse, hacerse visibles y dar a conocer sus creaciones. Son ideales en tareas de expresividad, publicidad, arte y liderazgo.

Ascendente en Virgo:

Analítico, habilidoso y eficiente. Es capaz de desarrollar un gran esfuerzo por llevar a cabo tareas que para los demás son demasiado minuciosas. No le gusta la especulación sino los logros palpables. Por ello, a veces se le puede ver rígido y tenso u obsesionado con la exactitud. 

Las personalidades virginianas son ideales en tareas de observación, donde sea preciso poner orden, descartar excesos, reevaluar y considerar cada acción.

Ascendente en Libra:

Diplomático, cauto y demasiado pendiente de las opiniones de los demás. Fuertemente atraído por la armonía, el arte o la filosofía, puede resultar excesivamente idealista y, por lo tanto, desilusionado con el mundo que le rodea. Posee juicio reflexivo y es comprensivo con los demás. 

Las personalidades librianas son ideales para tareas sociales y vinculares, como para generar climas de acuerdos. Saben cómo compensar talentos, generar correctas sociedades y tomar decisiones compartidas.

Ascendente en Escorpio:

El misterio rodea a la persona con este ascendente. Su mirada escrutadora y penetrante evidencian el interés que tiene innato por descubrir lo que hay detrás de la fachada de las personas, y sus secretos ocultos. En el trabajo le gustará aquellas tareas en las que haya que investigar, tanto en el ser humano, como psicólogo, o en hechos externos, como investigador. 

Las personalidades escorpianas son ideales para tareas que requieran encarar temas tabúes, interceder en situaciones tensas debido a diferencias de criterios, donde haga falta profundizar, fortalecer o superar situaciones complicadas.

Ascendente en Sagitario:

Idealista como Libra, pero al contrario que éste, el Sagitario no se deprime en el caso de que no pueda llevar a cabo sus ideales. La vida para el nacido bajo este ascendente es un largo viaje, en el cual cuando se llega a un sitio se busca otro a continuación. No en vano es un gran viajero, que disfrutará de conocer lugares, culturas y paisajes diferentes.

Las personalidades sagitarianas son ideales en tareas de estímulo y disertación, saben encontrar el lado positivo y mejorar los conflictos aportando alegría y vitalidad.

[ También te puede interesar leer: Horóscopo Maya: descubre qué tiene para decirte en la vida, el amor y el trabajo ]

Ascendente en Capricornio:

Serio y estricto con los demás y consigo mismo. Su tenacidad en el trabajo y en la vida están guiadas por el sentimiento y convicción profundos de que tiene que triunfar, sobre todo para demostrar a los demás y demostrarse a sí mismo que puede superar sus propias limitaciones. Además posee un especial olfato para conocer dónde se encuentran las oportunidades y sabrá elegir a las personas adecuadas para conseguirlo. 

Las personalidades capricornianas son muy buenas para el trabajo comprometido, de responsabilidad y criterios realistas.

Ascendente en Acuario:

Independiente y amante de la libertad, sin embargo, necesita de los demás para vivir. Idealista y objetivo luchará por conseguir allí donde se encuentre ideales tales como solidaridad, igualdad y fraternidad. Ellos buscan ese tipo de trabajo en el que puedan desarrollar su energía en este aspecto y si no lo logran se transformarán en seres independientes, aislados o enfrentados con la sociedad.

Las personalidades acuarianas son ideales en tareas que requieran una visión renovada de las cosas, que permitan libertad de acción, trabajo en equipo y creatividad para reciclar lo que parece inamovible.

Ascendente en Piscis:

Aquellos que posean este ascendente parecen nadar siempre entre varias aguas y encontrarse en un mundo aparte. Vulnerables al influjo de los demás, se pueden convertir en marionetas en sus manos o, por el contrario, si encuentran aquella persona adecuada, poder expresar todo el caudal espiritual y fuerza creadora que poseen.

Las personalidades piscianas son ideales en tareas que requieran sensibilidad e intuición, saben renunciar a las formalidades establecidas para percibir lo nuevo aportando arte y resonancia en cada acción.

Fuentes:
Comentarios