Proclama Biorregionalista - Bienvenidos a casa!

64
Proclama Biorregionalista - Bienvenidos a casa!
64

Un creciente numero de personas esta reconociendo que, para garantizar aire puro y el agua y alimentos que necesitamos para vivir saludablemente, se requiere que nos convirtamos en los encargados de proteger y restaurar los lugares donde vivimos. Cada vez mas nos afecta no conocer a nuestros vecinos ni al entorno natural que nos rodea, y vamos reconociendo que la mejor manera de protegernos a nosotros mismos y conocer a nuestros vecinos, consiste en proteger y restaurar nuestra propia región. El Biorregionalismo reconoce, apoya, celebra y se nutre de nuestras conexiones locales con: La tierra – plantas y animales – arroyos, ríos, lagos, mantos acuíferos y océanos – el aire – nuestras familias, amigos y vecinos – la comunidad – las tradiciones autóctonas – los sistemas indígenas de producción e intercambio. Es hora de reconocer las posibilidades que están aquí, en nuestro propio terruño, comprenden todo un acervo diverso que abarca el ambiente local, su historia y las aspiraciones comunitarias para lograr un futuro sustentable. Se apoyan en fuentes renovables y seguras para obtener alimentos y energía. Aseguran empleo, al promover una rica diversidad de servicios generados en la propia comunidad, reciclando los desperdicios y fomentando los intercambios prudentes con otras regiones. El Biorregionalismo procura satisfacer las necesidades locales de trabajo, educación, salud y autogobierno. La perspectiva del Biorregionalismo crea una actitud ampliamente compartida de identidad regional, fundada en la percepción critica y renovadora del entorno y en el respeto por la integridad de las comunidades ecológicas que lo constituyen. Personas interesadas están comenzando a reunirse con sus vecinos para encarar las formas de trabajo en conjunto que permitan:

1. aprender cuales son nuestros recursos locales en particular;

2. planear como proteger mejor y usar mas apropiadamente estos recursos naturales y culturales;

3. intercambiar nuestro tiempo, trabajo y energía para satisfacer adecuadamente nuestras necesidades cotidianas y de largo plazo, y

4. enriquecer el conocimiento local y planetario de nuestros niños. Nuestra seguridad ecológica empieza con el actuar responsablemente en nuestros hogares.


Bienvenidos a casa!

Comentarios