¿Practicas el autoamor? 10 señales de que no te estás amando tanto como deberías

Compartir
¿Practicas el autoamor? 10 señales de que no te estás amando tanto como deberías

¿Alguna vez te has detenido a pensar en cuanto amor te das a ti mismo/a? ¿Piensas tanto en cuánto de amas a ti, como piensas en el amor que das a los demás y en el que recibes a cambio?


A veces no nos damos cuenta de que el amor también debe ponerse en práctica hacia nosotros mismos, y esto es un problema. Para saber si tú eres una de esas personas que no se aman lo suficiente, te daremos algunas señales más comunes de que te hace falta un poco de autoamor.

[Lee también:  El test de autoestima de Rosenberg que te ayudará a evaluarte emocionalmente]


autoamor

Mantienes relaciones tóxicas

Si vives relaciones de cualquier inclinación en las que los valores de cada uno no son respetados, te encuentras en una relación toxica. Actuar de esta manera no solo significa tu falta de amor hacia esa persona, sino también hacia tu persona. Cambia este tipo de relaciones a una en la que el respeto, admiración y amor estén siempre presentes. El primer paso para practicar el autoamor es ser consciente de las relaciones que te hacen daño.

Tomas de decisiones que no te favorecen

Por ejemplo, aceptar una tarea que no te gusta o salir en un momento en el que quisieras estar descansando solo para satisfacer a alguien más. Deberías recordar que tu satisfacción es primero, no malgastes energía en lo que no te genera pasión o placer solo para que los demás se sientan cómodos. Toma las riendas de tu vida y disfrútala.

[Lee también:  7 maneras en las que podrías estar dañando la autoestima de tu pareja sin darte cuenta]

Comparas tu vida

Algunas veces empiezas a sentir celos hacia otra persona tal vez porque ha vivido alguno de tus deseos. Este sentimiento es el resultado de una vida insatisfecha. Para contrarrestar este tipo de sentimientos debes recordar que nadie intenta hacerte daño, que tú eres la única persona que controla tus sentimientos y maneja tu vida, si quieres realizar tus sueños, trabaja y consigue lo que deseas.

Búsqueda de aceptación

Para no sentir soledad, cambias de personalidad, actitud o gustos y así incorporarte en cierto grupo de personas. Esto es un paso muy errado, si expones tu propia personalidad, las personas verán lo que realmente eres y te aceptarán porque eres único. El autoamor es el único camino para que te amen los demás.

autoamor
Las amistades tóxicas son un indicio de falta de amor propio.

Llamadas de atención

Creer que la manera más fácil de destacar y volverte popular es la de llamar la atención para que la gente sepa quién eres, estas acciones te llevan a desarrollar una personalidad impulsiva, falsa y a veces fastidiosa. No es la mejor manera de convertirte en alguien importante en absoluto.

Te esfuerzas en demostrar la perfección de tu vida

A veces mintiendo, el uso de las mentiras acerca de tu vida demuestra una evasión a la realidad en la que vives.

La perfección es una ilusión, la mayor parte de las veces está ausente en la vida de las personas, seguir con esta actitud te llevará a decepcionarte cuando te encuentres en la soledad viviendo la realidad.

Pones tu vida en riesgo

Existen muchas maneras de poner en riesgo tu vida, como el sexo sin protección o manejar bajo los efectos del alcohol y las drogas. A pesar de resultar “divertido”, las consecuencias pueden ser mortales.

autoamor

Permites que te humillen

Porque parece la manera más fácil de no perder compañía. Deberías detenerte y pensar si vale la pena seguir con este tipo de amistades que te usan, se burlan de ti, hablan a tus espaldas y te ponen en peligro para su diversión. Los verdaderos amigos se preocupan por ti y nunca te dejarán.

Dudas de tus capacidades

Puede ser de tus capacidades físicas, como tu imagen corporal o habilidades motoras o de capacidades intelectuales a pesar de que los demás notan todo lo contrario.

Tampoco deberías dejarte llevar por lo que dicen los demás. Empezar por ser más amable contigo mismo sería un gran paso.

Te sientes inferior

Los pensamientos de que no eres tan bueno como los demás rodean tu cabeza día y noche, aunque sea evidente que eres igual a ellos o incluso mejor en ciertos aspectos. Recuerda que la comparación casi siempre es innecesaria y que debes estar contento con lo que puedes dar a ti mismo y al resto.

Recuerda que la mejor manera de progresar en la vida y ser alguien que está satisfecho consigo mismo es amándonos a nosotros mismos, estando seguro de lo que somos y podemos ser. ¡Dale lugar en tu vida al autoamor!

Fuente:
Etiquetas: autoamor
Comentarios