Por qué todo lo que resistes, persiste

Compartir
Por qué todo lo que resistes, persiste

“Todo lo que resistes, persiste”, una de las frases del psiquiatra suizo Carl Gustav Jung (1875-1961), define una actitud muy arraigada en muchos seres humanos: aferrarse a lo conocido.


La energía vital, esa que se contagia, como la risa, los bostezos o la mala onda -por citar ejemplos- determina la influencia directa que tiene cada uno con el entorno directo e indirecto.

La buena noticia es que la energía positiva también se transmite, aunque es más lábil, se disipa más fácilmente. Por eso necesita de mayor ‘cantidad’ para lograr una contundencia y densidad, para hacer pregnancia.

La resistencia a lo que no te gusta produce más resistencia

Muchas personas sostienen que, al resistirse a determinadas cosas en la vida, contribuyen a cambiar el status quo. Nada más errado, lo único que se logra es que aquello que desean cambiar para sí mismos o para los demás, persiste y con más fuerza.

Lo que sucede es que, volviendo al punto acerca de que somos energía en movimiento en este planeta cuanta más fuerza en tus pensamientos generas de aquello que rechazas, más lo atraes.

El pensamiento negativo es una adicción como las drogas

El pensamiento negativo es adictivo, como una substancia nociva. Por eso hay tanta gente aferrada a él, y no quieren soltarlo.

Posiblemente en alguna etapa estabas corto de dinero, y tu lamento y queja era exactamente eso: “no tengo plata”. ¿Y qué paso? ¿Tu cuenta de banco aumentó mágicamente? En más del 99 por ciento de los casos, la respuesta es “no”. ¿Por qué?

 Porque lo que resistes, persiste. En la misma ecuación de pensamiento (podría decirte aquí que es la “vibración de tu pensamiento”) estarás recibiendo exactamente lo opuesto a lo que quieres alcanzar.

¿Cómo superar tu resistencia a las cosas?

Aquí van 5 pasos que te ayudarán:

1°) Empieza a ser consciente de tus pensamientos. Pásalos por el tamiz de la razón, sobre todo aquellos que son de contenido negativo y que no te apoyarán. Reconviértelos en positivo.

2°) Focalízate en positivo alcanzando aquello que anhelas. Crea una foto mental, siéntela, percíbela como si ya fuese realidad. Pon en acción tu anhelo, aunque no tengas los recursos en este momento.

3°) Encuentra momentos de calma y relax, y deja descansar la negatividad: El mundo sí está en un plano negativo muchas veces. Sin embargo, depende dónde te enfoques con tu actitud, es el resultado que lograrás. Recursos: No te sumes a aquello que dice “la miseria busca compañía”, porque definitivamente no te ayudará a conseguir lo que quieres. Encuéntrate con personas que tengan tu misma energía co-creadora en positivo; que vayan para adelante.

4°) Utiliza a tu favor la neuroplasticidad de tu cerebro. Como órgano que es puede ser tu aliado si lo entrenas para trabajar a tu favor. Ejercicio: cambia el camino para ir al trabajo; escribe una libreta con cada idea positiva; inventa juegos con los niños. Conecta tu parte racional (hemisferio izquierdo) con tu parte blanda (hemisferio derecho). De esta forma tu cerebro se irá acostumbrando a ser más plástico.

5°) Escucha, no opines de todo. Convertirte en un opinólogo lo único que consigue es ser tan determinista en tus esquemas de pensamiento en lo que persistes. Ejercicio: busca mantenerte escuchando ante cada situación. Entrénate en no interrumpir a los demás. Recuerda: las opiniones son como las narices: todos tenemos una.

Sobre el autor: Daniel Colombo es Coach especializado en alta gerencia y profesionales; conferencista internacional; escritor y comunicador profesional

www.danielcolombo.com
SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER (¡sin costo!) http://danielcolombo.com/pages/contact-alternative/ 
www.facebook.com/DanielColomboComunidad
Twitter @danielcolombopr
Instagram: daniel.colombo
YouTube.com http://www.youtube.com/c/DanielColomboComunidad
Linkedin: https://ar.linkedin.com/in/danielcolombo 

Etiquetas: resiliencia, resistencia
Comentarios