¿Por qué nos encanta ver fotos de comida?

Compartir
¿Por qué nos encanta ver fotos de comida?

Cuando Instagram se creó, fue pensada como una plataforma en la que fotógrafos y público en general podían compartir su pasión por este arte. Hoy es una de las redes sociales más populares, pues explota la creatividad de todos en cada fotografía y es extremadamente visual, o por lo menos eso queremos pensar.  


La realidad es que muchas veces sólo vemos fotografías de lo que los demás están comiendo. Una hamburguesa de cadena con un filtro y alguna frase tan insípida como la comida que según ellos es deliciosa. O la foto de una simple ensalada. Pero admitámoslo. Ver fotos de comida nos encanta. Ese es el secreto de esta moda que ahora se llama FoodPorn.


Foodporn

No es solamente comida deliciosa, sino que estéticamente es llamativa para la vista y que provoca los sentidos sólo con verla. Se trata de esas imágenes que abren el apetito, hacen rugir el estómago y hasta dan la sensación de que se puede oler el platillo. Es una explosión de color, sabor, texturas y sí, a veces lo que ayuda es que sea bastante apetitosa aunque no sea muy saludable.  

comida

Sin embargo, aunque ahora es mejor conocida en Internet como #FoodPorn y parece una excentricidad de nuestra era, los inicios de la manía por retratar comida se pueden rastrear hasta hace más de 500 años en bodegones y pinturas en las que los alimentos y bebidas tenían un protagonismo indiscutible. Ya fuera simbólico o representativo, muchas pinturas plasmaron algunos deliciosos platillos de época que hoy bien podrían aparecer en una fotografía marcada con la palabra #FoodPorn.     

pintura

Aunque el término se ha adaptado mucho en los últimos años a la comida realmente monumental, sobre todo a cortes de carne, pizzas y platillos bañados en queso, la comida vegetariana también ha demostrado que está a la altura del reto y que puede ser tan apetitosa como llamativa. 

foodporn vegetariano

Aunque hoy la mayoría de los smartphones pueden tomar fotografías competentes, normalmente la comida (o fotografías) que realmente son consideradas Food porn son tomadas de manera profesional, aparecen en blogs y la gente toma bastante tiempo en producirlas. 

Una tendencia que parece haber llegado para quedarse. La gente sigue páginas que le enseñen a preparar los deliciosos platillos o busca consejos para tomar fotos similares y es que demuestra la curiosa relación entre la vista y el gusto, pues cuando uno pasa demasiado tiempo viendo Foodporn termina por sentir tanta hambre que no importa si comió una hora antes, sabe que ahora necesita más. 

Fuentes:
Comentarios