¿Por qué no deberías recalentar tu comida en un tupper?

Compartir
¿Por qué no deberías recalentar tu comida en un tupper?

Aunque estamos tan acostumbrados que ya ni siquiera le prestamos atención, la mayor parte de las cosas que nos rodean están hechas de plástico. En los últimos 10 años producimos más plástico que en toda la historia, y aún hoy muchos de ellos siguen vivos en los ambientes. Lo creas o no, si seguimos así, en 30 años vamos a triplicar la cantidad de plástico que usamos. ¿Crees que esto es sostenible? 


Muchos de esos plásticos se descartan en un solo uso. Otros, como botellas de agua o tuppers se lavan y usan una y otra vez; aunque esto tampoco resulta la mejor opción para la salud. 

[Lee también: Razones por las que no deberías volver a llenar una botella con agua tantas veces como quisieras]

Pero, ¿alguna vez te preguntaste qué pasa si calentamos en el microondas nuestra comida directamente en un envase plástico? 


Cuando un envase de plástico que no está producido especialmente para este fin se calienta a altas temperaturas, este material puede descomponerse y dejar pasar sustancias nocivas a los alimentos.

Por ejemplo, los contaminantes hormonales, como los ftalatos y el BPA, al no estar químicamente unidos al plástico pueden desprenderse por acción del calor y trasladarse a la comida. El Bisfenol (BPA) se usa para hacer transparente el plástico, pero sobre el cuerpo puede actuar como disruptor endócrino que pueden causar problemas hormonales

[Lee también: El componente químico Bisfenol A fue catalogado como “sustancia altamente preocupante"]

De acuerdo a la Organización Ecologistas en Acción, los efectos pueden presentarse a largo plazo luego de la exposición a cantidades muy pequeñas, y provocar problemas como la diabetes, obesidad, aparición de cáncer de tiroides, testículos, etc.

No todos los plásticos pueden usarse para calentar la comida. El polipropileno (PP), por ejemplo, resiste más el calor y si se usa de forma adecuada, es estable. Por el contrario, los plásticos de PVC (policloruro de vinilo) o poliestireno (PS) no son resistentes a las altas temperaturas, y no deberían utilizarse.

Para identificarlos, los envases tienen un número dentro de un triángulo, que indica el tipo de plástico del que se trata. Además, pueden tener un símbolo con unas rayas en zigzag para señalizar que pueden calentarse.

Otras recomendaciones

  • Usa recipientes en buen estado, sin cortes ni rayones, ya que podría poner en riesgo a los alimentos.
  • Presta atención a las indicaciones del envase (en la base o el envoltorio).
  • Usa envases de vidrio.
  • Cuida y lava bien los envases (no en el lavavajillas porque el agua caliente también puede liberar ftalatos y BPA). 

Conoce más sobre el plástico y su toxicidad aquí

Fuentes:
Etiquetas: plastico
Comentarios