¿Por qué necesitamos del coral?

Compartir
¿Por qué necesitamos del coral?

Nota por: Martina Álvarez


Vivimos en un mundo donde más del 70% es agua
, pero muchos desconocen lo que ocurre bajo el mar. Desde la ciudad, nuestras casas o la oficina, los océanos parecen algo ajeno y alejado de todos. Sin embargo, nuestra supervivencia está directamente conectada con la de él.

Nos sumergimos en el mar y a pocos metros descubrimos jardines submarinos repletos de colores y vida. Esos ¨jardines¨ se llaman arrecifes y están formados por corales. Son ecosistemas gigantes y diversos en el que cada ser vivo tiene una función.

El coral es un animal,
aunque no tiene patas ni ojos. Produce más de la mitad del oxígeno del planeta. Para el ser humano, la supervivencia del coral es tan importante como la de los bosques porque lo necesitamos para respirar.

Foto: Martina Alvarez

Aunque es común pensar que la mayoría del oxígeno que respiramos proviene de los bosques; al menos el 70% es producido por plantas marinas como un subproducto de la fotosíntesis. 

Además, en los arrecifes viven el 25% de los animales del océano. Si los corales desaparecen, los peces también. Por otro lado, son demasiadas las comunidades costeras e industrias que viven y se alimentan de la pesca.

Hoy, los corales están desapareciendo por el cambio climático. La temperatura del agua subió y los arrecifes se están debilitando. Corremos el riesgo de perder este ecosistema gigantesco junto con la vida marina que vive de él. “Si no hay agua no hay vida, sin azul no hay verde,” afirma Sylvia Earle, oceanógrafa reconocida a nivel mundial.

En el documental "En busca del Coral", estrenado recientemente en Netflix e impulsado por National Geographic, un grupo de científicos y fotógrafos graban el proceso de blanqueamiento y muerte de los corales en los grandes arrecifes del mundo.

Foto: Martina Alvarez

¡Una buena noticia!

Los arrecifes pueden recuperarse si el agua vuelve a enfriarse. Estamos a tiempo de modificar esto, solo se necesita un cambio de mentalidad  para proteger el océano.

Podemos empezar con:

  • Comunicar y generar conciencia  sobre lo que está sucediendo 
  • Evitar el uso de aerosoles que afecten al planeta 
  • Reducir el uso de plástico y limpiar las playas
  • Respetar y promover la pesca moderada 
  • Hacer uso moderado del consumo de energía 
  • Respetar la vida marina
  • Apoyar las industrias sustentables y responsables con el ambiente.

La pérdida sería más que una simple atracción para los turistas que bucean. Podemos sentirnos o no fascinados por lo que ocurre debajo del agua, pero ¿hasta qué punto podemos ser ajenos sobre algo que genera el aire que respiramos? 

Fotografía: Martina Alvarez

Nota por Martina Álvarez
Instagram: @martinaalvareez

Fuentes:
Comentarios