¿Por qué esterilizar a nuestros animales? Ventajas inconvenientes y falsos mitos.

Compartir
¿Por qué esterilizar a nuestros animales? Ventajas inconvenientes y falsos mitos.

Esterilizar a nuestros animales, es una práctica cada día más utilizada por los propietarios de animales que, desean evitar ciertas conductas o simplemente prevenir y mejorar el estado de salud de su animal y por supuesto camadas no deseadas. Las perreras y protectoras de animales de toda España, están llenas de camadas de perros y gatos esperando un hogar, muchos de ellos son sacrificados y mediante la esterilización evitamos este tipo de problemas   En los machos, tanto de perros como gatos, al llegar a la madurez sexual, se produce una subida hormonal que desencadena en comportamientos territoriales, que pueden causarnos más de un quebradero de cabeza. En el gato macho, por ejemplo, el marcaje, o spraying, que consiste en rociar con orina expulsada a modo de Spray, dejando marcas por toda la casa. Además, su instinto les empuja a escapar para “buscar novia”, y, por consiguiente, pelear con otros machos, dichos comportamientos, además de darnos más de un susto, y resultar desagradables, suelen ser una causa de abandono animal muy habitual, debido al desconocimiento, o el coste económico que supone. En el perro macho, sobre todo evitaremos comportamientos agresivos con otros perros por dominancia, que pueden acabar en peleas y traernos más de un problema. Estos comportamientos, con una sencilla operación, se pueden eliminar, y que tengan un comportamiento normal, el procedimiento más habitual es la extirpación de los testículos (orquiectomía). Las gatas son animales de ovulación inducida (necesitan la penetración del macho para ovular). Maullidos de lamento prolongados en cortos intervalos de tiempo (en caso de que no se produzca apareamiento), nerviosismo, y fugas, son los comportamientos habituales de una gata en celo, y por supuesto las camadas no deseadas, también causa de abandono y de una multiplicación de la población de gatos, con sus consecuencias asociadas (animales en la calle, atropellos…) y evitamos cáncer de ovarios. En las perras, además de evitar camadas no deseadas, se reduce al 100% el padecimiento de tumores mamarios, y la piometra (infección uterina grave). La operación de la hembra más practicada es la ovariohistectomia (extirpación de los ovarios y el útero), tiene riesgos añadidos a la del macho puesto que es necesaria una incisión más grande y por tanto es un poco más “aparatosa” que en el macho.   Son muchas las preguntas que se oyen dentro y fuera de las clínicas veterinarias, en relación a las consecuencias de la esterilización, o incluso de cuando realizarla. Estas son algunas de ellas. ¿Hay riesgos en la cirugía? Ambas cirugías, como todas, tienen sus riesgos, reacción por la anestesia, infecciones de las heridas, hemorragias internas…no son habituales, pero pueden ocurrir. Con una prevención y un posterior tratamiento antibiótico y revisiones veterinarias, estos problemas se reducen al máximo. “Debo esperar a que tenga un celo y camada al menos” Falso, en el caso de las gatas esterilizarlas antes del primer celo supone una reducción de hasta un 95% de posibilidades de padecer tumores de mama. Además, evitamos contagio de enfermedades habituales en los gatos como la leucemia y la inmunodeficiencia felina. Para las perras, tener cachorros no es una necesidad, ni tiene nada que ver con el famoso embarazo psicológico.   ¿Engordará? Es cierto que se producen cambios hormonales que pueden favorecer que el animal engorde, pero es debido entre otras cosas a que su actividad se reduce. Para controlar esto debemos utilizar una alimentación adecuada para animales esterilizados. La mayoría de las marcas de piensos contienen una variedad para este tipo de casos. Dichos alimentos, aportan al animal las necesidades alimenticias completas con un nivel de grasa menor.   “Se volverá manso, torpe, tendrá comportamiento de hembra, perderá su instinto” Falso falso y requetefalso…Todo lo contrario, al evitar peleas, y marcajes por territorialidad, tendremos un animal mucho más sociable y por supuesto menos problemático.   “Vivirá más” Cierto, los estudios afirman que viven una media de 1,5 años más     Si pese a todo esto, decides que quieres que tu animal críe, sobre todo antes de hacerlo piensa lo siguiente: Nunca cruces a tu perro o gato si no tienes seguridad de poder encontrarles hogar a todos, y ten en cuenta que pueden aparecerte incluso más de 6. Ten en cuenta, los riesgos y gastos que conlleva un embarazo, parto y una lactancia, tanto en madre como en cachorros. Asegúrate de que no hay ningún riesgo de contagio de enfermedades de transmisión sexual, o incluso posibles malformaciones por consanguineidad. Y sobre todo recuerda la cantidad de perros que son sacrificados en las perreras por no tener un hogar. Muchas clínicas veterinarias, y protectoras, para favorecer la castración realizan periódicamente campañas con descuentos y revisiones gratuitas, infórmate y evita todos estos problemas. Infórmate y evita todos estos problemas.    


Comentarios