¿Por qué estar alerta si presentas alguno de estos 5 síntomas? saberlo te puede salvar la vida

El cáncer que afecta al útero se llama cervicouterino y puede darse en el útero o en el cuello del mismo. Su causa principal es el VPH o virus del papiloma humano, un virus que muchos hombres y mujeres contraen a lo largo de su vida sexual, y que puede tratarse y prevenirse (hace pocos años que existe la vacuna, aunque no está exenta de polémicas), pero que cuando no es atendido deriva en lesiones en el cuello del útero que finalmente se vuelven cancerígenas.

La mayoría de las personas que tienen el VPH no presentan ningún síntoma, ni problemas de salud, pero el cuerpo puede enviar alguna de estas 5 señales como aviso.

Como explica la OMS, una manera efectiva de prevenir el cáncer cervicouterino es realizando una citología (papanicolau) para detectar lesiones precancerosas. Los ginecólogos suelen recomendar hacer este estudio una vez al año, junto con una mamografía para detectar tempranamente el cáncer de mama, y otros análisis que pueden detectar a tiempo otras enfermedades que pueden afectar a las mujeres.

Además de estos chequeos periódicos, hay algunos síntomas que, si bien no siempre están presentes (la mayor parte de las veces el cáncer es asintomático, por eso se lo conoce como el "asesino silencioso"), pueden funcionar como una advertencia del cuerpo para acudir a un médico más allá de los controles de rutina.

[ También puede interesarte: Qué es la endometriosis y cómo tratarla de forma natural ]

Síntomas

Las etapas tempranas del cáncer cervical son generalmente asintomáticas. Los síntomas en etapas más avanzadas son:

  • Sangrado vaginal después de relaciones sexuales que no corresponden a la menstruación;
  • Secreciones vaginales acuosas y con sangre que pueden ser densas y tener mal olor;
  • Dolor en la pelvis, hinchazón y los dolores abdominales, que pueden ser similares a los de la regla, pero fuera del período.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Tener verrugas es un signo de esta afección que precede al cáncer pero que es completamente tratable. Por eso es muy importante consultar ante ellas. 

Si experimentas alguno de estos síntomas, debes ir al doctor inmediatamente.

Los factores de riesgo para desarrollar cáncer del cuello uterino son:

  • Tener diversas parejas sexuales; puesto que aumenta el riesgo de contraer VPH, lo que a su vez aumenta las posibilidades de tener cáncer de cérvix.
  • Empezar a tener relaciones sexuales a una edad muy temprana también aumenta el riesgo de contraer VPH.
  • A parte del VPH, otras enfermedades de transmisión sexual como la clamidia, la gonorrea, el sífilis y el sida ponen en riesgo a la mujer.
  • Un sistema inmunológico débil (causado por otra enfermedad) y el VPH pueden causar cáncer cervical.
  • Fumar.

Recomendaciones para prevenir el cáncer de cuello uterino:

  • Hacerte exámenes periódicos de Papanicolau; los doctores recomiendan empezar a los 21 años y repetir las pruebas cada pocos años.
  • Practicar sexo con protección; ésto incluye el uso de condones, tener pocas parejas sexuales y esperar hasta una edad apropiada para tener relaciones sexuales.
  • Se aconseja no fumar.

[ También puede interesarte: Inventan condones que cambian de color si detectan enfermedades ]

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:
Etiquetas: