Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Turismo

¿Por qué en Albania la gente cuelga muñecos de peluche en la puerta de su casa?

Más y más muñecos de peluche aparecen en Albania: ¿cuál es la razón?

Turismo

¿Por qué en Albania la gente cuelga muñecos de peluche en la puerta de su casa?

Más y más muñecos de peluche aparecen en Albania: ¿cuál es la razón?

Daniel Morales

23/03/2018

Albania puede estar fuera de tu radar al pensar en Europa y no es una coincidencia. A pesar de que países como República Checa o Bulgaria se han convertido en destinos imperdibles para los que desean conocer la verdadera cara de Europa, Albania apenas ha logrado convertirse en un destino seguro y amigable con los viajeros de todo el mundo.  

muñecos de peluche albania

Durante mucho tiempo, el fantasma de la Unión Soviética reinó en ese país, pero ahora que es mucho más accesible, la gente se cuestiona qué pasa en ese país, sobre todo ¿por qué parece que en todas las casas hay muñecos de peluche colgados de las entradas?  

Visitar Butrint, Kalaja, los túneles de la Guerra Fría o incluso el Monte Korab son experiencias que nunca olvidarás, pero sin duda, al caminar por las casas como si fueras un ciudadano común en Albania, los recuerdos de esos muñecos de peluches colgados en las entradas, te perseguirán de por vida.  

muñecos de peluche colgando

En su reportaje para la BBC, Elizabeth Gowing recorrió tres barrios residenciales de Tirana: Barbu, Paskuqan y Kamez, y descubrió que aproximadamente una de cada ocho casas cuentan con esta "decoración".

Sumando el halo de misterio y terror, los muñecos no parecen ser parte de un trabajo estético, en realidad parece que pusieron alambres sobre ellos y los dejaron abandonados, con la impresión de enviar un mensaje claro a alguien.  

¿Cuál es la razón?

muñeco de peluche ratón

Protección contra el mal de ojo. Ahí se encuentra la respuesta. Los peluches son una protección contra el mal de ojo, que tal vez no era popular antes, pero tras las últimas décadas llenas de conflictos, aislamiento del resto del mundo, recesiones y pérdida de empleo; el pueblo (en su mayoría ateo), ha comenzado a confiar en supersticiones.  

Sorprendentemente, nadie sabe cómo se popularizó la idea de que los peluches colgados en las casas eran buenas contra el mal de ojo, pues no es parte de la rica tradición nacional.

El hábito de hacerlo realmente llegó en los años noventa con la caída de la Unión Soviética y la entrada de la democracia a Albania.  

Gowing recuerda que una persona comenzó a construir su casa la policía llegó a molestar y causarle problemas, por lo que su hijo colgó un muñeco de peluche fuera de la casa y desde entonces no han tenido problemas. También es común que cuelguen los peluches con dientes de ajo, una tradición más conocida en la región, pero a pesar de eso no hay una explicación oficial de cómo esto se convirtió en tradición.  

peluches niño

Los muñecos de peluche son parte de la cultura desde hace siglos y su tradición cambia de lugar a lugar. Basta con recordar que hace poco en Honduras se puso de moda que los taxistas y conductores de autobuses comenzaran a poner peluches en sus vehículos simplemente porque se veían bien, pero cuando los rumores de que eran mensajes a delincuentes de la Mara Salvatrucha, tuvieron que quitarlos porque ya nadie quería subir a sus vehículos.

Es imposible no comunicar, cada cosa que hacemos o decisión que tomamos tiene un mensaje. Y estos peluches en las casas de los albanos son, sin duda, un mensaje, y no solo para el más allá.


Otros

Turismo

4 lugares de Madrid que deberías conocer

Despierta en una de las ciudades más hermosas del mundo.

Salud

Este es el secreto del pueblo italiano en el que la gente suele vivir más de ..

Tienen la clave para lo que la mayoría no puede ni soñar.

Salud

El polémico plan de Reino Unido para acabar con la obesidad

En 20 años se han duplicado los casos de diabetes en el país, y decidieron tomar una medida algo drástica.

share