Pon tu dedo delante de tu nariz cuando sientas angustia... y tu día mejorará

Compartir
Pon tu dedo delante de tu nariz cuando sientas angustia... y tu día mejorará

Hay momentos en la vida en que nos sentimos desorientados. Quizás las cosas no están saliendo como quisiéramos y no sabemos qué hacer, o tal vez algo nos esté generando dudas, ansiedad, estrés o angustia. Cuando te sientas así, tómate 5 minutos, cierra los ojos y ponte un dedo delante de tu nariz. Inhala y exhala. 


¿Qué es lo que pasará? Si observas bien sentirás cómo el aire que ingresa frío a tu nariz sale más cálido hacia tu dedo. Percíbelo bien, con calma. Y permanece así de 2 a 5 minutos, inhalando y exhalando cada vez más lento y profundo. Observa cómo tu abdomen se expande y luego se vacía. Imagina cómo el aire va recorriendo todo tu cuerpo y cada vez que lo expulsas, visualiza toda energía densa que creas que te está impidiendo avanzar saliendo de ti. Usa el roce del aire con tu dedo para ayudarte a hacerlo más consciente.  

[Lee también:  6 ejercicios de respiración para relajarse y disminuir la ansiedad]

¿Cómo te sientes ahora? ¡Esto no es magia! 


Para el hinduismo, el praná o prāṇa significa en sánscrito  'aire inspirado' o energía vital.  El prana nos rodea, está en todo lo que vemos, es la energía universal o el principio de la vida

Somos capaces de absorberlo a través de la respiración, y también de la alimentación. Ésa es nuestra forma de conexión vital con el Universo y con nosotros mismos. 

[Lee también:  2 tipos de respiración que quitan el cansancio, el estrés y el dolor de cabeza en 5 minutos]

Sin embargo, en general, no somos conscientes de nuestra respiración, es un proceso que tenemos automatizado. Por eso, frenar unos minutos y observar la función protectora y de filtro de nuestra nariz, nos trae al momento presente, nos recuerda que estamos vivos, que somos fuente de nuestra propia sanación y que, así como hace el cuerpo con el exterior, nosotros también a nivel emocional debemos actuar como filtros de todo lo que nos haga mal, teniendo la capacidad de llevar vitalidad a todo nuestro cuerpo y mente. 

La respiración consciente vuelve al cuerpo sano y fuerte, trae purificación, reestablece el equilibrio y aporta serenidad mental. Éstos son los beneficios que puede darte respirar de forma consciente con frecuencia: 

  • Favorece la eliminación de toxinas.
  • Mejora la digestión y absorción de nutrientes.  
  • Mejora el estado del sistema nervioso. 
  • El aspecto de la piel mejora. 
  • Relaja y masajea los órganos internos del cuerpo. 
  • Estimula la circulación sanguínea.
  • Previene problemas respiratorios y cardíacos. 
  • Ayuda a controlar el peso.
  • Relaja cuerpo y mente. 
  • Aumenta la concentración. 
  • Reduce la ansiedad y el estrés.
  • Alivia tensiones, dolores y molestias.
[Lee también:  Técnica de respiración para purificarte y ganar energía]

Fuente:
Etiquetas: respiración
Comentarios