Plantas que atraen aves - Maitín o Palo de Fierro

156
Plantas que atraen aves - Maitín o Palo de Fierro
156

Nombre científico: Myrrhinium atropurpureum

Familia: Mirtáceas
Otros nombres comunes: socará, lata, palo de lata, piojo de chancho.Árbol o arbolito de 4 a 8 metros de altura. Vive desde Colombia a la Argentina y Uruguay. En nuestro país habita tanto las selvas del noroeste (Salta, Jujuy, Tucumán y Catamarca) como las selvas ribereñas del nordeste (Misiones, Corrientes y Entre Ríos). Sus flores son decorativas y se hallan agrupadas en inflorescencias que semejan cepillos, por los largos estambres púrpuras. El fruto es una baya ovoide y pequeña, negra a la madurez. Como la mayoría de las Mirtáceas de la región, es dispersado por aves que consumen la baya y liberan las semillas con sus deyecciones. Cuando abre la flor los pétalos del maitín son delgados y de color rojo oscuro, luego toman color grisáceo y se tornan suculentos y dulces. Su consumo por aves frugívoras o semilleras constituye un caso bastante atípico de polinización efectuada por pájaros, porque el atractivo son pétalos carnosos en lugar de néctar, que es la recompensa floral más frecuente. Una estrategia semejante presenta el falso guayabo, de la misma familia botánica y también nativo de la Argentina (Misiones). En las inflorescencias del maitín coexisten flores cerradas, flores con pétalos rojos (aumentan la atracción), con pétalos grises (ofrecen la recompensa) y sin ellos (por haber sido removidos por las aves). Alimentándose de sus flores se registraron a 14 especies de pájaros: benteveo común, fiofío pico corto, calandria grande, zorzal colorado, zorzal mandioca, pitiayumí, frutero azul, chogüí, naranjero, pepitero de collar, chingolo, monterita litoraleña, boyerito y tordo músico.
Ornamental, puede mantenerse como arbusto o arbolito por su bonita floración y el follaje perenne también vistoso. La madera es muy dura y pesada. Se reproduce por semillas. Aún poco cultivado, hay ejemplares notables en el Parque Rodó (Montevideo, Uruguay) y en el Jardín Botánico Carlos Thays de la ciudad autónoma de Buenos Aires. Por su belleza y relación con las aves silvestres, puede resultar un recurso didáctico para valorar la naturaleza local en áreas naturales protegidas. Texto: Eduardo Haene y Norberto Montaldo, adaptado por Aprendelta Fotos: Eduardo Haene, Alejandro Nader de León, Luiz Carlos, Andrés González, Bertrando Campos.Glosario: benteveo común (Pitangus sulphuratus), boyerito (Icterus cayanensis), calandria grande (Mimus saturninus), A) celestino común (Thraupis sayaca), chingolo (Zonotrichia capensis), Fio-fio pico corto (Elaenia parvirostris), B) frutero azul (Stephanophorus diadematus), monterita litoraleña (Poospiza lateralis), D) naranjero (Thraupis bonariensis), pepitero de collar (Saltator aurantiirostris), pitiayumí (Parula pitiayumi), C) tordo músico (Agelaioides badius), zorzal chalchalero (Turdus amaurochalinus), y zorzal colorado (Turdus rufiventris).

Comentarios