Pez monstruo del Río Suquía

478
Pez monstruo del Río Suquía
478

Pez monstruo encontrado en el Río Suquía de la ciudad de Córdoba

 Fue pescado el pasado 23 de septiembre en el Río Suquía de la ciudad de Córdoba. Pesa unos cinco kilos, y tiene una lengua bastante larga, escamas y carece de una cabeza prominente, además cuesta saber por dónde respira. “Cuando lo sacamos, gritaba como una criatura”, dijo uno de los pescadores. Sería trasladado a un laboratorio en Buenos Aires.

Grande fue la sorpresa de un grupo de jóvenes pescadores cordobeses cuando al momento de retirar la caña de pescar por la gran hundida del "corcho flotador" se encontraron con un pez de casi unos 5 kilos.
Por el momento, el hallazgo ya es motivo de discusión y debate ya que no encaja con ninguna especie conocida y además desde la Municipalidad y las autoridades del Museo han confirmado el inmediato traslado hasta un laboratorio de alta complejidad, aparentemente en la provincia de Buenos Aires, donde se harían los estudios de rigor para saber si se trataría de una degeneración de la naturaleza o bien si sería una nueva especie de pez que sorpresivamente ha aparecido en nuestro "castigado medio ambiente" que no para de darnos constantes sorpresas. Ésta última teoría se basa en estudio realizado sobre el río por el Centro de Investigación y Desarrollo para el Medio Ambiente (Cidma) de la Universidad Blas Pascal,donde se dió a conocer que el río Suquía en Córdoba está siendo contaminado por estrógenos cuyas concentraciones están 10 veces por arriba de lo aceptable. El estudio indica que estrógenos y compuestos con posibles efectos estrogénicos en el agua pueden generar múltiples consecuencias: “…niveles anormales de hormonas en sangre, reducción de la fertilidad, alteraciones del sistema inmunológico, feminización de machos y criptorquidia. También puede producir disminución del conteo de espermatozoides, tumores de los tractos genitales masculino y femenino, malformaciones del aparato reproductor, alteración de la estructura y densidad ósea, y desarrollo de tumores estrógeno-dependientes”.
Tres delegados de Control, Impacto y Observatorio Ambiental confiaron que desde que se inició la gestión del intendente Daniel Giacomino y luego con el paso al intendente Mestre, no pudieron tomar muestras de las aguas del Suquía y realizar operativos de control porque “no hay una política de trabajo y faltan los recursos”. Los agentes aseguraron que desde 2009, y tras varios trámites para lograr un subsidio gestionado durante el gobierno de Luis Juez, consiguieron el envío de un espectrofotómetro de absorción atómica y emisión, un aparato que costó 60 mil dólares, pero que no está en uso. El artefacto sirve para realizar análisis de suelo y agua.


Desechos tirados a la vera del río
Comentarios