¿Pensar y hacer es lo mismo?

41
¿Pensar y hacer es lo mismo?
41

Se plantea si desde el pensamiento, podemos estar adelantandonos a la acción. Como muestra en clases el Dr. Nestor Braidor, el caso de Rebecca Owens, fue utilizado por las neurociencias, para demostrar como en una deportista de alto rendimiento y competencia internacional; pudo, a través del entrenamiento cerebral, realizar un ejercicio que nunca antes había efectuado, con total destreza de práctica para conseguir la medalla olímpica que tanto deseaba. Para desarrollar un nuevo movimiento difícil para ella, su entrenador (Collin Still) aplicó la práctica de visualizaciones, en ellas repasaron el resultado de ese nuevo movimiento una y otra vez, hasta que su cuerpo logró reproducir el movimiento con éxito.


Collin Still, comienza ayuda a introducir la mente de Rebecca Owens hacia el movimiento, una vez realizado esto su cuerpo sigue a su mente. Ensayan una y otra vez la secuencia del movimiento en su cerebro concentrándose exitosamente en ello. Se realizan visualizaciones repetidas. La visualización de una acción crea caminos a través de las neuronas, esto hace que, cuando se realice el movimiento, resulte más fácil; ya que los caminos de la mente para ese movimiento se encuentran establecidos. Este hecho da la sensación de haber realizado los movimientos millones de veces, y da seguridad a la hora de realizar una nueva acción.

Deepack Chopra, en su libro “Cuerpo sin edad mente sin tiempo”, que se basa en estudios de la física cuántica, nos cuenta una prueba realizada dentro de un geriátrico: “si muerdes un limón el jugo hace que la boca se llene de agua, las glándulas salivales segregan enzimas digestivas y que al visualizar que mordemos un limón produce el mismo efecto en nuestro cuerpo”. Esto demuestra, según el autor, que el mensaje enviado por nuestro cerebro es tan fuerte como la comida real. Las palabras y las representaciones crean una realidad ilusoria; que producen químicamente en el cuerpo el mismo efecto que si se estuviera mordiendo un limón.

Si lo planteamos desde los circuitos de memoria; no sólo recuerdas un evento y la sensación, sino que lo vives como si fuera hoy y repites las emociones generadas en el recuerdo. Para tu mente vuelven a ser reales.

Para el autor Joseph O’Connor, según su libro”Introducción a la PNL”, si lo pensamos en términos de objetivos, también pensar es hacer. El pensamiento crea nuestra realidad. La mente aprende rápido y lo hace por programación. La programación neurolingüistica ofrece una serie de técnicas de visualización de objetivos cumplidos. Podemos realizar un ejercicio desarrollado por la disciplina que algunos autores, como O’Connor, lo llama “Situarse en el futuro”, utilizándolo como paso final de muchas de las técnicas que esta disciplina enseña. Probando así en forma anticipada la efectividad de un cambio.

En este ejercicio podemos visualizar el objetivo ya concretado y festejando el éxito. Luego visualizamos los pasos anteriores que realizamos para llegar al objetivo,  registrando lo que hicimos desde ese objetivo hasta le momento presente. De esta forma podemos tener un plan de acción que nos ayude a crear nuestro pensamiento en la realidad.

Se trata de un entrenamiento mental, la preparación y la práctica mentales constituyen un patrón sólido para distinto tipo de actividades, como en el deporte,  la práctica de un instrumento, la actuación y la venta, entre otras.

Es una práctica de imaginación y como, para la programación neurolingüística, existe el presupuesto que cuerpo y mente son un único sistema prepara e instruye al cuerpo para la situación real.

“Si yo visualizo el resultado esperado, exitoso una y otra vez, cuando lo vaya a realizar por primera vez será como si ya lo hubiese realizado varias veces.”

Comentarios