Pastel esponjoso de chocolate y café sin huevos ni lácteos

Compartir
Pastel esponjoso de chocolate y café sin huevos ni lácteos

El chocolate es una excelente opción para los postres o para preparar un pastel, porque a la mayoría de las personas les gusta. Lo mismo sucede con el café. Pero para que puedas compartirlos con todo el mundo no solo hace falta que les gusten... Debes tener en cuenta a las personas que no consumen algunos alimentos.


Este pastel esponjoso de chocolate y café es vegano y delicioso; por eso quienes sí comen lácteos o huevo ni siquiera notarán que hay algo distinto en la preparación. Por eso, es ideal para compartir entre veganos y personas que comen de todo, ¡van a disfrutarlo por igual!

También es una alternativa para niños (y adultos) intolerantes a la lactosa o alérgicos al huevo. 

biscochuelo vegano de chocolate y café

Ingredientes

biscochuelo vegano de chocolate y café

  • 150 gr de harina de repostería
  • 50 gr de cacao puro en polvo sin azúcar
  • 170 gr de azúcar
  • 200 ml de de agua
  • 1 cucharada colmada de café descafeinado soluble o cantidad necesaria de café común para preparar 200 ml de café fuerte
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 70 ml de aceite de girasol
  • 1 cucharada de vinagre de manzana o de arroz
  • Azúcar impalpable para espolvorear

Preparación

biscochuelo vegano de chocolate y café

1. Precalienta el horno a 180ºC y prepara un molde redondo preferentemente de fondo desmontable, cubriéndolo con papel para horno o con un poco de aceite y harina.

2. Prepara el café en 200 ml de agua, y déjalo enfriar.

3. Mezcla en un recipiente mediano la harina tamizada con el cacao, el bicarbonato y la sal. Integra, añade el azúcar y vuelve a mezclar.

4. En otro recipiente coloca el café, el vinagre, la esencia de vainilla y el aceite, y bate un poco.  

5. Mezcla las dos preparaciones hasta obtener una mezcla sin grumos. 

6. Vierte en el molde y hornea durante unos 25 minutos, hasta que puedas clavar un palillo o cuchillo en el centro y salga limpio. 

7. Espera que se enfríe un poquito para desmoldar, y luego deja enfriar por completo fuera del molde.

8. Decora con azúcar a gusto.

¡Que lo disfrutes!

Fuentes:
Vix
Comentarios