Paso a paso para hacerle a alguien un masaje increíble

Compartir
Paso a paso para hacerle a alguien un masaje increíble

Podemos hacer un masaje a alguien para que se relaje y se sienta mejor, incluso si sabemos un poco más podemos ayudar a otras personas a librarse de dolores y contracturas. Pero un masaje también puede ser un gesto muy íntimo y sensual.


La sensualidad vive en todos nosotros. Nuestra naturaleza sexual y racional nos permite ver un panorama que parece diminuto ante la capacidad humana, pero que si exploramos, es inmenso y complejo. Su carácter sensible, pasional y hasta poético hacen que ejercida de la manera correcta, la sensualidad sea mucho más que una capacidad personal

masaje

Esa sensualidad, mezclada con la intimidad que da la vida en pareja, es un gran combustible para una relación sana y feliz. Un masaje es un regalo que no cuesta dinero y que le gusta a la mayoría de las personas, especialmente si viene de su pareja.

 Tal vez hayan ido a un día de spa, pero saben que nada se compara con sentir las manos de la persona que amas recorriendo tu cuerpo y viceversa. 


sensual

Un masaje en pareja los puede ayudar a conectar. A veces las relaciones pasan tanto tiempo juntas que no se dan cuenta que una parte de ustedes se ha alejado paulatinamente. Esta actividad es perfecta para sentirse en cuerpo y mente más cercanos que nunca.

Recibir un masaje de tu pareja también incrementa el afecto que sientes por ella, de igual manera, hacerlo logrará que sientan por ti una conexión profunda; al mismo tiempo, los lazos entre ambos serán más estrechos, creando una esfera de intimidad mucho más difícil de romper. 

aceites

Paso a paso para hacer un masaje perfecto

Como puedes ver en el video, un masaje relajante y sensual es fácil de aprender a hacer. Ten en cuenta que el objetivo es relajarse y conectar; si lo que necesitas es un masaje para eliminar contracturas o aliviar dolores de espalda entonces será mejor que un profesional lo realice.

Estos son los pasos para hacer un masaje:

1. Comienza en los lados superiores de la espalda, ejerciendo presión, y bajando hacia la cintura.
2. Aumenta poco a poco la intensidad de los movimientos.
3. Aplica presión con toda la palma.
4. Presta atención entre los hombros y el cuello.
5. No masajees la columna en ningún momento.
6. Intenta sentir con tus manos cuáles son las fibras musculares largas de la espalda. Trabaja a lo largo de ellas.
7. Puedes aplicar "acupresión" presionando sobre puntos específicos.
8. Si hay áreas con un dolor o molestia en particular, trabájalas presionando alternadamente con los pulgares.
9. Todos tus movimientos deben ir en la misma dirección que las fibras musculares.
10. Antes de terminar, puedes masajear el rostro.
11. Puedes finalizar dando algunas palmaditas sobre los músculos trabajados.

Los masajes son buenos para mejorar la digestión, combatir enfermedades como los resfriados comunes, reducir tensión, mejorar el sueño y más; por lo que incluso si dejas la conexión profunda con tu pareja y el placer, es una de las mejores actividades que pueden hacer juntos. Aunque es claro que lo mejor es saber dar un buen masaje.

Fuentes:
Etiquetas: bienestar, masajes, pareja
Comentarios