Crea lámparas decorativas con cajas de huevos de cartón

Reutiliza el cartón de los maples y cajas de huevo con estos proyectos. Al hacerlo, no sólo reducirás la cantidad de basura que generas, sino que también obtendrás unas hermosas lámparas de bajo costo para decorar tu hogar. 

Opción 1

Puedes colocar estas luces sobre un espejo o sobre la cabecera de la cama. Para hacerlas, recorta para separar los compartimentos de las cajas de cartón de huevos. Redondea los bordes para darles forma de flor y corta ranuras en "V"” a los lados para armar los pétalos.

Hazle un pequeño hueco en la base a tus flores e inserta allí la bombilla de una guirnalda de luces, como las que se usan para decorar el árbol de Navidad.

Si buscas un aspecto rústico, puedes dejar las flores del color del cartón. Si quieres hacer algo más elaborado, puedes perforar los bordes de los pétalos o pintarlos de un color que te guste.

Para crear flores más voluminosas, puedes colocar dos o más flores de cartón en cada bombilla. Si haces esto, puedes jugar con distintos tonos de colores. Para evitar que se desarmen, es aconsejable pegarlas entre sí antes de unirlas a la guirnalda.

Opción 2

Materiales:
- Alargue de aproximadamente 30 centímetros
- Una guirnalda de 50 luces blancas
- Cajas de huevos de cartón. Es necesario tener al menos 80 de los compartimentos donde se ponen los huevos.
- Malla metálica con cuadrícula de 1,27 cm.
- Aproximadamente 50 zunchos de 10 cm.
- Tijera bien afilada
- Pistola de pegamento caliente

Instrucciones:
Para hacer la lámpara, vas a necesitar armar 40 flores siguiendo estos pasos:

1. Con la tijera, recorta cada compartimento de la caja de huevos.

2. Redondea las esquinas y recorta ranuras en forma de “"V"” entre cada pétalo.

3. Con la pistola de pegamento caliente, arma la flor juntando dos de los compartimentos que cortaste. Dobla un poco los pétalos hacia afuera para abrir la flor.

4. Con la tijera, haz un agujero en el centro de cada flor.  Debe ser lo suficientemente grande como para pasar una bombilla de la guirnalda. Si no te gusta el color del cartón, lo deberías pintar en este paso.

Una vez que tengas todas las flores, prepara la base de la lámpara:

1. Corta un rectángulo de malla metálica que tenga 24 cuadrados de ancho por 13 de alto. Enróllalo para formar un cilindro superponiendo dos filas de cuadrados de cada extremo. Asegúralo con zunchos.

2. Pasa la guirnalda de luces por la parte de arriba del cilindro y empieza a trabajar sobre la fila de abajo de todo. Puedes empezar por cualquier punto de la fila. Pasa una bombilla por uno de los agujeros y asegúrala en su lugar con un zuncho. Cuenta tres espacios y pasa otra bombilla por ese agujero. Usa un zuncho para asegurarla. Repite en toda la fila.

3. Una vez que hayas completado la primera fila, cuenta tres filas más para arriba y repite el procedimiento. Asegúrate de que las luces de esta nueva fila queden desfasadas con respecto a las de la de abajo de todo. Usa el esquema que se ve arriba a la izquierda como guía. Los cuadrados amarillos representan el lugar donde van las luces.

5. Una vez que hayas ubicado todas las bombillas y las hayas asegurado con zunchos, coloca las luces que hayan sobrado dentro del cilindro. Fíjate que el enchufe quede a mano en la parte de arriba de la lámpara. Enchufa las luces en el alargue.

6. Corta un cuadrado de malla metálica de 8 cuadrados por 8. Corta tres cuadrados de cada esquina para hacer una forma similar a un círculo. Corta  también los cuatro cuadrados del centro. Debería quedar como en el dibujo que se ve arriba a la derecha. 

7. Pasa el alargue por el agujero del medio y asegura con zunchos el círculo de malla metálica sobre la parte de arriba del cilindro. Puede resultar más sencillo colgar la lámpara en este punto antes de continuar.

8. Coloca las flores pasando una bombilla dentro de cada una de ellas. Si no se mantienen en su lugar, puedes asegurarlas usando la pistola de pegamento caliente. Una vez que hayas colocado las flores, la lámpara estará terminada.

Fuentes:
Etiquetas: