Nunca deberías hacer esto mientras comes o tu salud pagará las consecuencias

A veces parece que comer de forma calmada, tranquila y en paz se vuelve un lujo cada vez más lejano para muchas personas. El trabajo, la familia y otras responsabilidades muchas veces hacen que comer apresurado se vuelva parte de nuestra rutina diaria.

Sin embargo, comer con calma es fundamental para la salud, según sugiere un nuevo estudio de la Asociación de Cardiología de Estados Unidos. El estudio reporta que comer apresuradamente y devorar la comida rápidamente aumenta cinco veces el riesgo de sufrir “síndrome metabólico”, un nombre genérico para enfermedades como obesidad, presión alta y niveles elevados de colesterol.

Esto se debe a que cuando comemos rápidamente, nuestro cerebro no tiene tiempo de registrar que estamos satisfechos, por lo que sentimos la necesidad de seguir comiendo.

Otro estudio, realizado en la Universidad de Hiroshima de Japón entre el 2008 y 2013, también demostró que comer rápidamente es un factor de riesgo para el síndrome metabólico. Los investigadores separaron a los miembros del estudio en tres grupos dependiendo de qué tan rápido ingerían su comida, y los resultados indican que el 11,6% de los que comían más rápido desarrollaron síndrome metabólico. De los que comían a ritmo lo desarrollaron el 6,5%, y de los que comían más lento solo el 2,3%.

Según el experto Takayuki Yamaji, el cardiológo que presentó el estudio japonés, todo indica que "comer más despacio sería un cambio en el estilo de vida que es crucial para prevenir el síndrome metabólico". Agregó que cuando comes muy rápido tiendes a ingerir de forma exagerada porque no se sienten llenas, y además altera nuestros niveles de glucosa.

Según los expertos, la solución sería claramente comer más despacio, disfrutando y saboreando cada bocado, y alejado de distracciones come la computadora o el televisor. Además de reducir la posibilidad de sufrir síndrome metabólico, es una estrategia eficaz para bajar de peso. Algunos los llaman “comer con atención plena”, una de las formas de practicar el midnfulness.

Así que la próxima vez que estés frente a un plato de comida y estés apurado, recuerda es una cuestión de salud y enfermedad, y potencialmente de vida o muerte. Disfruta tus comidas con calma y de esta manera tratarás a tu cuerpo con cariño.

Fuente:
Etiquetas: