Nervios de acero: esta es la mujer que logró aterrizar un avión con el motor quemado y una ventana rota

Compartir
Nervios de acero: esta es la mujer que logró aterrizar un avión con el motor quemado y una ventana rota

Cerca de 20 minutos después de que el vuelo 1380 de Southwest Airlines partiera el 17 de abril de Nueva York, los pasajeros escucharon algo que sonó como una explosión.


La emergencia de la falla de un motor parecía haber destrozado no solo el motor sino también una ventana en el avión. Y lo que fue peor es que una pasajera fue succionada por el espacio que dejó el vidrio roto.  Aunque finalmente una pasajera murió, todo podría haber terminado mucho peor. Pero una mujer con nervios de acero salvó 144 vidas.

[También te puede interesar:
La increíble historia del hombre que pedaleó de India a Suecia por amor a una mujer]



Vuelo 1380 de Southwest Airlines el pasado 17 de abril

Con las máscaras de oxígeno colgando en la cabina y los pasajeros luchando para salvar la vida de la mujer expulsada hacia afuera, no hubo pánico en la voz de la piloto del vuelo 1380 de Southwest Airlines.

El nombre de Tammie Jo Shults se ha convertido en el de una heroína. Al principio la aerolínea no lo había revelado, pero los pasajeros que iban en el avión la identificaron como la piloto. Muchos de ellos la elogiaron por como manejó la situación de emergencia el pasado martes.

En el audio del control de tráfico aéreo, una piloto hablaba calmada y lentamente, describiendo la emergencia que estaba ocurriendo a más de 30.000 pies de altura; todo esto mientras trataba de aterrizar un avión dañado que estaba sufriendo una falla del motor.

“Tenemos una parte de la aeronave desaparecida”, le dijo la piloto al centro de control aéreo. Mientras hablaban brevemente sobre el aterrizaje de emergencia que tendría que hacer el avión en Filadelfia, la piloto preguntaba con naturalidad: “¿Podrían tener un equipo médico que nos recibiera también en la pista? Tenemos pasajeros heridos”.

El controlador de tráfico aéreo respondió: “Pasajeros heridos, ok. ¿Y está su avión físicamente en llamas?”. “No, no está en llamas”, respondió ella. “Pero hay una parte desaparecida. Dicen que hay un hoyo y que alguien se salió”. El controlador de tráfico aéreo respondió: “Um, lo siento. ¿Dijiste que hay un hoyo y que alguien se salió? No importa, Southwest 1380, lo solucionaremos”. Sí, el diálogo parece sacado de una película. Pero ocurrió en la vida real.

La piloto describió calmadamente  la emergencia que estaba ocurriendo a más de 30.000 pies de altura

Tras algunos minutos y anunciar el aterrizaje de emergencia, Tammie logró aterrizar el avión con todos sus pasajeros dentro. La pasajera que fue succionada por el hoyo de la ventana, finalmente falleció en el hospital. Pero todos los demás ahora deben su nueva oportunidad de vivir a la heroica piloto.

“La piloto era una veterana de la Marina”, dijo una pasajera a CNN. “Ella tenía 32 años de servicio… una mujer. Y era muy buena”. "Le enviaré una tarjeta en Navidad agradeciéndole por habernos traído a salvo", dijo otro pasajero.

Cuando todo terminó, la piloto salió de la cabina y los abrazó a todos, diciéndoles “Todos ustedes hicieron un gran trabajo. Hicieron un buen trabajo”, explicó la pasajera Amy Serafini.

No solo elogiaron sus habilidades técnicas, sino su profesionalismo después del aterrizaje.

Fuente:
CNN
Etiquetas: accidente, avión, vuelos
Comentarios