¿Necesitas relajarte? Usa estas sencillas ideas para armar un día de spa en casa

Compartir
¿Necesitas relajarte? Usa estas sencillas ideas para armar un día de spa en casa

A veces, lo único que necesitamos para relajarnos es un momento a solas, y dedicarnos a nosotros mismos. Muchas veces, decidimos invertir nuestro dinero buscando esos momentos, y vamos a caros centros de belleza o relajación. Pero, ¿Qué tal si, mejor, pruebas de hacer un spa en casa?


Lo más importante para que funcione, es conseguir un tiempo a solas. Si no vives con nadie, eso será mucho más fácil. Pero si hay gente en la casa siempre, puedes aprovechar una salida de tu pareja, mandar a los niños con los abuelos, o usar el fin de semana en que no está tu compañero de piso.

Si logras encontrar ese tiempo, que ya es valiosísimo, no tiene sentido que te vayas a buscar la relajación a otro lado. Con pocas pero efectivas ideas, puedes armar un verdadero spa en casa, y terminar el día como una persona nueva.

[También puedes leer: Las 5 estrategias más efectivas para desestresarse y dormir como un bebé]

Estas son 5 maravillosas ideas para que ese spa en casa sea un éxito.


Spa en casa

1. Empieza los preparativos unos días antes

Lo peor que te puede pasar es que, el día que decidas finalmente hacer el spa en casa, tengas el baño sucio y una toalla vieja.

Ponle fecha a tu día de spa en casa, que te lo mereces. Entonces, la semana previa, comienza los preparativos. Teniendo eso en mente, harás cosas importantes para que el día salga de maravilla.

Limpia el baño en profundidad, deja preparados tus mejores cosméticos y cremas, compra sales de baño y velas, y ¿Por qué no? Una toalla nueva. Si no puedes comprarla, lava y perfuma la mejor de tu armario y déjala reservada para ese día.

Así, cuando la casa quede sola para ti, ya estará todo listo para comenzar el día de spa.

2. Crea la iluminación adecuada

La idea de este día especial es relajarse, y no puedes hacerlo con una luz blanca intensa. Si tienes un dimmer, úsalo para regular la luz del baño y la habitación, o de los espacios que vayas a ocupar durante tu día de spa.

Puedes usar también la luz natural en tu favor. Tal vez puedes cubrir las ventanas de forma tal que entre justo un rayo de luz.

Por supuesto, siempre hay una opción barata y súper romántica (porque aunque no haya nadie contigo, está bien cargar el ambiente de romance): ambientar todo con velas. Sin son aromáticas, mejor.

Spa en casa

3. Prepara y ten cerca tus productos favoritos

Antes de empezar el spa en casa, deja cerca tuyo todo lo que vayas a necesitar. Pues no sería lindo que después del relajante baño debas pasarte 20 minutos intentando encontrar una crema.

Aprovecha este día para utilizar todos los productos que te hagan feliz. Si prefieres los cosméticos naturales, ten preparados tus favoritos. Usa el perfume caro, ese que guardas para ocasiones especiales: hoy es un día especial.

Hazte un tratamiento exfoliante, hazte una mascarilla capilar, arregla tus pies…. Mímate un rato. Dedica ese tiempo para ti, a tu belleza exterior, pero sobre todo, a lo que te haga sentir bien y te levante el autoestima.

4. No descuides el ambiente

Además de la iluminación, es muy importante que todo el contexto acompañe. Musicaliza con esa playlist que te encanta y te calma. Busca los aromas perfectos para el día de spa en casa: palo santo, lavanda, incienso o lo que te guste más.

También es ideal que no falte un toque natural en tu spa. Piedras o plantas, incluso pétalos para el baño. El contacto con lo natural ayuda inmensamente a sentirnos relajados.

[Tambien puede interesarte leer: Haz estos pequeños cambios en tu habitación y dormirás mejor que nunca]

Spa en casa

5. Guarda un poco de tiempo para disfrutar el post spa

Te has dado un baño, has hecho distintos tratamientos capilares, te has maquillado, perfumado… Eres una persona completamente relajada.

No sirve de nada que la magia se rompa 5 minutos después de que has salido de la sesión de spa en casa, con mails, llamados o gritos.

Este es el momento de aprovechar toda la energía renovada que tienes para hacer algo que te encante. Puede ser tomar una infusión o una copa de vino y leer un buen libro; escuchar música en tu sillón preferido; o tomarte un rato para hacer yoga y meditación.

Cualquier cosa que continúe y mejore tu estado de ánimo post spa.

Tip extra: desconecta

Tal vez esté de más decirlo, pero si quieres tener un día de spa en casa, debes sí o sí desconectarte. Apaga el celular, desconecta el fijo, y si puedes, hasta apaga el timbre.

Nada peor que un llamado innecesario que te arruine el día.

Si no puedes apagar el móvil porque has dejado a los niños con alguien, o porque puedes recibir algo importante, al menos desconecta las redes. Avisa que por unas horas sólo recibirás llamados importantes, y así te ahorras muchísima contaminación mental.

[También te puede interesar leer: Las mejores ideas para preparar una cena romántica en casa y encantar a tu pareja]

Fuentes:
Etiquetas: relajarse, spa, spa en casa
Comentarios