Murió Sudán, el último macho de rinoceronte blanco del norte en todo el mundo

Compartir
Murió Sudán, el último macho de rinoceronte blanco del norte en todo el mundo

Se llamaba Sudán, murió en Kenia a la edad de 45 años y era el último macho de rinoceronte blanco del norte en el mundo. Las complicaciones causadas por su edad obligaron a sus encargados a finalmente sacrificarlo para evitarle más sufrimientos.


Tras su muerte, lo único que queda de los rinocerontes blancos del norte es su propia familia: su hija y su nieta. “Su muerte es un símbolo cruel de cómo los humanos deterioran la naturaleza” dijo Jan Stejkal, un oficial del zoológico Dvur Kralove en Republica Checa, donde Sudán vivió en 2009.

La edad de Sudán era equivalente a 90 años humanos y estaba siendo tratado por alteraciones degenerativas de sus músculos y huesos, además de numerosas heridas en la piel.

[Lee también: Estamos acabando con la vida: 13 animales hermosos que desaparecerán para el 2050]


rinoceronte blanco
Los 45 años de Sudán equivalen a 90 años humanos.

Pero no debemos rendirnos”, dijo añadió Stejkal “Debemos tomar ventaja de la forma única en que las tecnologías celulares están siendo utilizadas para la conservación de especies en peligro” continuó.

Los rinocerontes, de los que existen cinco especies, son el segundo mamífero terrestre más grande después de los elefantes, y el rinoceronte blanco se divide en dos sub-especies: el del sur y el del norte. Sudán era el último sobreviviente macho de la variedad del norte, después de la muerte natural de otro macho en 2014.

[Lee también: Este fotógrafo denuncia la caza ilegal con una foto de amor y ternura]

rinoceronte blanco
Todas las especies de rinocerontes enfrentan peligro de extinción debido a la caza ilegal.

La población de rinocerontes blancos del norte ido disminuyendo agresivamente desde los 70’s, cuando los cazadores ilegales aceleraron su exterminio, ya que es valioso en la medicina tradicional china. A diferencia de los cuernos de otros animales, el de los rinocerontes no es de hueso sino de queratina, la misma sustancia de la que están hechas nuestras uñas y cabello.

En 2009, los últimos cuatro ejemplares del mundo, dos hembras y dos machos, fueron transferidos del zoológico checo al de Kenia con la intención de que su ambiente natural contribuyera a su reproducción. Sin embargo, el plan no funcionó y Sudán fue retirado como pareja potencial cuatro años más tarde.

El mundo ha reaccionado con tristeza, desde políticos keniatas a YouTubers han subido fotos de ellos mismos conociendo a Sudán en la reserva. Muchos otros culpan a los humanos de la inminente extinción de la subespecie, haciendo un llamado a salvar a todos los demás los rinocerontes antes de que sea demasiado tarde.

Fuente:
Etiquetas: rinoceronte blanco
Comentarios