Montan planta que “desarma” pilas para que no contaminen

14.5K
Montan planta que “desarma” pilas para que no contaminen
14.5K

Montan planta que “desarma” pilas para que no contaminen

Neutralizan los componentes que dañan el ambiente

Compartimos esta gran noticia, de la nota realizada por el  diario "el día", sobre la planta experimental que montaron en la ciudad de La Plata (Bs. As. Argentina), para procesar los componentes contaminantes de las pilas.

tratamiento de pilas La planta fue montada por un grupo de profesionales de la Comisión de Investigaciones Científicas

DATA_ART_1490798 EL QUÍMICO HORACIO THOMAS, JUNTO A LA PLANTA QUE TRATA PILAS

Un grupo de profesionales de la Comisión de Investigaciones Científicas montó una planta experimental en la que mensualmente se neutralizan los componentes contaminantes de unos 100 kilos de pilas.

Juguetes, electrodomésticos, relojes, y otros artefactos que hacen al confort de la vida moderna, llevan pilas, algo casi imperceptible hasta el momento que se agotan y se convierten en un residuo con compuestos químicos que pueden afectar negativamente al ambiente, incluidos los seres vivos. Conscientes de esa problemática, los profesionales de la Comisión de Investigaciones Científicas montaron esta planta experimental.

Desde marzo, en el Laboratorio de Servicios a la Industria y el Sistema Científico que funciona en el campus científico de Camino Centenario y 505, separan las pilas, las tratan y recuperan sus partes. De la chatarra se extrae el hierro y luego, el zinc y el manganeso, hasta dejarlos aptos para distintas aplicaciones. “Es curioso lo que pasa, hay gente que tira a la calle una caja de pizza, papeles o una botella de plástico, pero de las pilas no se desprenden con la misma facilidad; en cuanto se enteran de que en algún lugar las reciben, pueden llevar hasta varios kilos que tenían acopiados en su casa”, cuenta Horacio Thomas, doctor en Química y junto a la doctora Lorena Falco, uno de los mentores del proyecto.

La idea se gestó en el 2005 y a partir de eso se diseñó una planta piloto en la que se podían procesar 5 kilos de pilas por mes. Con los años se consiguió que la CIC financiara la planta experimental con capacidad para recuperar 100 kilos mensuales, pero que además persigue entre sus objetivos entrenar profesionales en el proceso de reciclado.

“Hay que tener en cuenta que las pilas tienen zinc que no es tan peligroso y manganeso, que cuando la tierra corroe el hierro y sale de la pila, se disuelve y termina contaminando enormemente las napas”, asegura Thomas, quien además aclara que hasta el momento se manejan volúmenes que son aportados por algunas escuelas y que no tienen centros de acopio.

En relación a la existencia de pilas que contaminan más que otras, el científico asegura que todas las que son de marcas conocidas ajustaron su proceso de fabricación para que sus residuos afecten menos el medio ambiente. “Nosotros también damos un servicio en el que contemplamos que todos los procesos sean limpios de acuerdo a normas químicas sustentables”, afirma.

Bajo esa consigna, en la planta se produce el ácido sulfúrico que “ataca” las pilas. Para obtenerlo asumieron el desafío de producirlo sin generar contaminación y recurren a la Destilería de donde sacan la materia prima. “El combustible contiene ácido sulfúrico y al separarlo es convertido en azufre que es desechado y a nosotros nos sirve para transformarlo en una sustancia que nos permite atacar las pilas”, apunta el científico.

Durante el proceso de reciclado se extraen las partes sólidas de las pilas, concretamente el manganeso y el zinc - ver aparte -. La solución final que queda es una mezcla de sulfato, sodio, potasio, cloruros que al ser naturales pueden volver al medio ambiente sin ocasionarle mayor impacto. “Nada de lo que tiramos es contaminante”, dice Thomas.

MITOS

La creencia de que tirar las pilas de a una a la basura resulta menos dañino porque los contaminantes no se concentran en un sólo lugar, es uno de los mitos que ayer descartó Horacio Thomas. “A la larga sus residuos van al agua y como el agua no permanece quieta, se puede llegar a contaminar grandes extensiones”, aclara el científico.

En relación a la sospecha de que China desecharía las pilas botón a través de los juguetes que exporta, el científico señala que eso nunca pudo comprobarse, aunque reconoce que después de que la gente puso ese tema sobre el tapete, comenzó a observarse menos cantidad de juguetes con pilas.

 

El reciclado, paso a paso   

Tachos, amoladores e inmensos tubos de ensayo son parte de los elementos que los científicos ponen en marcha cada día para reciclar las pilas. Todo comienza con el acopio y continúa con el corte de las unidades.

Luego se separa la chatarra - material envolvente - del polvo que contienen las pilas en su interior.

Ya extraídos el manganeso, el carbón y el zinc, se muelen y luego todo va a un tacho reactor de lixiviación. En ese recipiente se pone ácido sulfúrico, extraído previamente del azufre que se recoge en la destilería, más unas bacterias que se cultivan en el laboratorio, y a todo se le agrega agua.

El polvo de la pila y el ácido sulfúrico son agitados durante cuatro horas y luego se somete todo a un proceso de filtrado.

En el filtro queda el material sólido de modo que puede recuperarse. El zinc queda convertido en carbonato de zinc, apto para ser empleado en la industria metalúrgica o en la farmacéutica por ejemplo para la elaboración de complejos vitamínicos o pomadas. En tanto el manganeso se recupera para utilidades de la industria metalúrgica o para usar como filtros anticontaminantes que se utilizan en las chimeneas industriales.

De acuerdo a datos de los científicos, sólo el 3 por ciento de la basura de los platenses se recupera y ellos aseguran que con una tecnología similar a la que se emplea en la industria de la minería, no sólo se desactivan los contaminantes sino que se recuperan componentes.

 

Fuente original:

http://www.eldia.com.ar/edis/20130809/Montan-planta-desarma-pilas-para-no-contaminen-laciudad4.htm

Comentarios