Mitos y verdades sobre la misteriosa Machu Pichu

Compartir
Mitos y verdades sobre la misteriosa Machu Pichu

Machu Picchu es un antiguo poblado andino que se construyó antes del siglo XV, en Perú. Rodeada por bellezas naturales y construcciones imponentes que datan de los tiempos en que los Incas habitaban esa tierra, Machu Pichu es un sitio rodeado de mitos, misterio y energía.


Además, forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco; y en el 2007 fue declarada una de las nuevas siete maravillas del mundo.

[Lee también: Estos son los motivos por los que deberías visitar Perú al menos una vez en la vida ]

¿Qué hay de cierto y de falso de todo lo que se dice de la misteriosa Machu Picchu?

No se puede visitar en época de lluvias

Es cierto que durante el mes de febrero el Camino Inca a Machu Picchu cierra.

Subir a Machu Pichi desde Aguas Calientes es imposible

Es posible. Hay un sendero señalizado con escaleras de piedra que ayudan en el ascenso que dura alrededor de 2 horas.

[Lee también: 16 lugares para conocer antes de morir ]

Fue descubierta por Hiram Bingham

En verdad fue Agustín Lizárraga quien "descubrió" la ciudad perdida de los Incas en un viaje en 1902. Nueve años después, Bingham, explorador y político estadounidense, hizo pública su existencia. En verdad tampoco es tan correcto decirlo de esa manera, puesto que ya la conocían quienes vivieron antes allí.

El Camino del Inca es la única forma de llegar y es fácil

Hay otras rutas para llegar a Machu Pichu. El Camino del Inca es una caminata exigente, con dificultad moderada que requiere de un buen estado físico.

Mascar coca es drogarse

La hoja de coca en sí no es una droga, sino una hierba medicinal que quienes viven en las altas latitudes utilizan para paliar el mal de altura.

La "puerta del Sol" se alinea con su salida en el cielo

Esto sí es cierto. La Puerta del Sol era la primera edificación que se podía encontrar en el acceso a la ciudad a través del Camino del Inca, como sucede también con las personas que recorren el Camino Inca en la actualidad. Su orientación le permite recibir los primero rayos de sol al amanecer. 

[Lee también: Conoce los 5 destinos más ecológicos y sustentables de todo el mundo ]

El dominio de los incas sobre el agua y los cultivos puede verse en las terrazas

Esto también es así. Una de las características de los incas fue su capacidad de administrar el agua y poder cultivar casi en cualquier sitio. Las terrazas de cultivo de Machu Pichu son un gran ejemplo de esto. Allí construyeron casi 5 hectáreas de suelo fértil en las laderas de la montaña. De hecho, además, un extenso canal lleva el agua hasta el centro de la ciudad. Para esto construyeron muros colectores y drenajes que son un monumento a la ingeniería de esta civilización.

Fuente:
Etiquetas: peru
Comentarios